¿Qué son los ODS y por qué son importantes para las empresas privadas?

Imagen del artículo

Los ODS, también conocidos como Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, son una iniciativa que fue impulsada por la Naciones Unidas para dar continuidad a la agenda de desarrollo tras los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Los ODS, cuentan con 17 objetivos y 169 metas propuestas como continuación de los ODM incluyendo nuevos temas como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible y la paz y la justicia, entre otras prioridades.​ Tras un proceso de negociación sobre los ODS que involucró a 193 estados miembros de la ONU, el 25 de septiembre de 2015, los 193 líderes mundiales aprobaron en una cumbre celebrada en Nueva York en reunión plenaria de alto nivel de la Asamblea General, una Agenda que lleva por título “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible", que entró en vigor el 1 de enero de 2016.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible son:

Objetivo 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

Objetivo 2: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, y promover la agricultura sostenible.

Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

Objetivo 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Objetivo 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos.

Objetivo 9: Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.

Objetivo 10: Reducir la desigualdad en y entre los países.

Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Objetivo 12: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

Objetivo 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Objetivo 14: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

Objetivo 15: Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica.

Objetivo 16: Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.

Objetivo 17: Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Puedes ampliar haciendo clic aquí.

Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años. Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil.

Es importante entender que los ODS son una guía, un mapa que permitirá a las empresas del sector privado poder identificar si su impacto social, económico y medioambiental aporta valor a la sociedad, y en consecuencia fortalecer su reputación y sus relaciones con los distintos grupos de interés.

Respecto al involucramiento del sector privado en trabajar con los ODS, se destacan 4 pilares que son claves y que deben ser tenidos en cuenta por las empresas:

  • El riesgo por inacción: no hacer nada es una opción costosa;
  • La posibilidad de capturar oportunidades: las ventajas de alinear la estrategia de negocios con los ODS;
  • La importancia de la Transparencia y Gobernanza: cuánto mejor informado se están, mejores decisiones se toman;
  • La mutua colaboración: saber que la agenda de los ODS está más allá del alcance de las empresas;

Es importante, para el sector privado, prestar atención al ODS 8, este pretende conseguir un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible que beneficie a todas las personas por igual y no perjudique al medioambiente. Esto solo podrá conseguirse creando empleo decente para todas las personas, especialmente para mujeres, jóvenes y otros grupos en situación de vulnerabilidad, erradicando prácticas como el trabajo forzoso e infantil e impulsando el emprendimiento y la innovación tecnología. Solo así se conseguirá generar pleno empleo de calidad e incrementar el bienestar de la población.

Las empresas privadas, tendrán un rol claro en la consecución de este Objetivo, ya que son un actor principal para el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo. Por lo tanto, las empresas deben:

  • Garantizar condiciones dignas de empleo, tanto a sus trabajadores directos como a través de sus cadenas de suministro.
  • Erradicar prácticas que pongan en peligro los derechos laborales.
  • Fomentar la contratación de nueva mano de obra, especialmente entre grupos en situación de vulnerabilidad.
  • Incrementar la productividad económica.

Este es el ODS que las empresas de todo el mundo identifican como el que más posibilidades de negocio les brinda.

Pero, ¿cuál es el importante rol que tienen las empresas privadas? Aquí te dejamos las distintas maneras de realizar cambios en tu empresa, dependiendo del ámbito, interno o externo:

En el ámbito interno:

Será de suma importancia garantizar condiciones laborales dignas para todos los empleados y proveedores de la empresa, tanto a nivel nacional como internacional, y asegurando la no discriminación en la contratación, remuneración, beneficios, capacitación y promoción.

Además, crear una cultura de derechos humanos en la empresa, a través de la implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas, ayudará a fomentar el derecho a un trabajo decente para todos sus trabajadores y los de su cadena de valor.

También se deberán llevar a cabo procesos de debida diligencia en derechos humanos en la empresa, evaluando los posibles impactos negativos a través de toda la cadena de valor, para prevenirlos, mitigarlos y remediarlos, con especial foco en la esclavitud moderna y el trabajo infantil. Para ello establecerán políticas justas para la selección de proveedores y mejorarán la inclusión económica en toda la cadena de suministro.

Del mismo modo, será importante que la empresa se destaque:

  • Formando e instruyendo al departamento de recursos humanos en el derecho a la no discriminación, para que las contrataciones en la empresa se produzcan sin tener en cuenta el género, la edad o cualquier otro tipo de característica personal.
  • Llevando a cabo medidas de diversidad en la empresa, proporcionando a las mujeres, jóvenes y grupos desfavorables la oportunidad de desarrollarse laboralmente de forma igualitaria.
  • Fomentando el empleo joven en la empresa a través de contrataciones y programas de prácticas, especialmente con jóvenes procedentes de entornos desfavorecidos, para promover el desarrollo social.
  • Garantizando contratos indefinidos y oportunidades de promoción y desarrollo profesional a los empleados, especialmente a jóvenes o personas con discapacidad.
  • Garantizando la libertad sindical y la negociación colectiva y promoviendo la adhesión de los trabajadores a sindicatos de trabajadores.
  • Contando con sistemas de gestión de salud y seguridad en todas las instalaciones de la empresa y requerirlos a proveedores, para disminuir los accidentes y enfermedades laborales en toda la cadena de valor.
  • Impulsando la economía y cultura local donde la empresa tenga operaciones, apoyando a pequeñas empresas locales y formando y contratando a personas en situación de vulnerabilidad.
  • Llevando a cabo una utilización eficiente de los recursos naturales en las actividades de la empresa, para disminuir el impacto medioambiental, potenciando un crecimiento económico sostenible.
  • Cumpliendo con las leyes y regulaciones tributarias en los países de operación, para fomentar su crecimiento económico.

En el ámbito externo:

  • Creando herramientas que apoyen la creación de trabajo decente, la innovación y el emprendimiento.
  • Utilizando las actividades de la empresa para fomentar el crecimiento económico sostenido, sostenible e inclusivo.
  • Ofreciendo becas a jóvenes y grupos vulnerables, con el objetivo de proporcionarles las habilidades, herramientas y conocimientos necesarios para encontrar empleo.
  • Fomentando la educación, a través de programas específicos, por ejemplo, concursos y premios para jóvenes emprendedores o en materia de innovación.
  • Abriendo nuevos negocios y actividades en países emergentes bajo el prisma de la sostenibilidad, ofreciendo trabajos decentes y seguros a la población local, que les permitan progresar socialmente.
  • Contando buenas prácticas en workshops relacionadas con la generación de crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible y empleo decente.
  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo, enfocados en el crecimiento sostenible de economías locales, que permitan mejorar las condiciones de vida de miles de personas fuera de nuestras fronteras.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a un crecimiento económico sostenible.

 

Aunque son muchas las empresas que ya contemplan su contribución a los ODS, aún queda mucho camino por recorrer en la medición. Se debe tener en cuenta que el propósito de los ODS es más que un simple objetivo a largo plazo, ya que debe comenzar a formar parte intrínseca de la cultura y la estrategia de la empresa para que sea realmente sólido, diferencial e inspirador.

El éxito empresarial estará cada vez más unido al impulso del desarrollo sostenible. La humanidad muestra una creciente valoración y acercamiento a las iniciativas respetuosas con las comunidades y el entorno. Por ello, las compañías se encuentran actualmente en una situación muy privilegiada e importante donde podrán mejorar la gestión de su impacto social y además hacer crecer sus beneficios.

 

Habla con un especialista Agenda una cita dando clic aquí.

¿Quieres compartirlo?

¿Nos dejas un comentario?

Detectar problemas de comunicación que generan cuellos de botella

Detectar problemas de comunicación que generan cuellos de botella

Conseguir una producción ágil en la cual no haya perdidas de tiempo, ni mercancías, ni dinero, es el objetivo que la totalidad de cadenas de suministro y producción persiguen y que,...


Artículo completo

¿Qué es el cuello de botella en tu empresa?

¿Qué es el cuello de botella en tu empresa?

Es importante entender que en todo proceso productivo hay fases o etapas que lo componen, por lo tanto cuando hablamos de CUELLO DE BOTELLA estamos haciendo referencia a alguna de esas etapas del...


Artículo completo

Canales de comunicación para apoyar los procesos de tu empresa

Canales de comunicación para apoyar los procesos de tu empresa

En el artículo publicado con anterioridad “La comunicación como ventaja productiva”, decíamos que debemos entender que en la empresa todo es comunicación: investigación, debate, acuerdos, órdenes,...


Artículo completo

Volver al Business Insights

Consultoría global en tecnología.

La tecnología debe trabajar para tu empresa, 
no al revés.

Habla con nosotros