search
close
    search
    close

      Caso Space X: Reinventando la exploración espacial

      Imagen del artículo

      La exploración espacial siempre ha atraído la atención e imaginación de grandes y chicos mucho antes de que Julio Verne escribiera su exitoso libro De la Tierra a la Luna o Ray Bradbury publicara sus Crónicas Marcianas. Las primeras civilizaciones de la humanidad como los griegos, egipcios y mayas ya se sentían atraídas por los fenómenos astronómicos, pero no fue hasta que científicos de la talla de Copérnico, Ptolomeo y Galileo que la exploración comenzó a dar sus primeros pasos para develar los misterios del cosmos.

      <<<Caso Slack: Comunicación inteligente>>>

       

      La llegada del hombre a la Luna sin duda significó un gran salto para la humanidad en materia de exploración espacial porque demostró que no existen los límites. Llegar a la Luna era solo el comienzo, ya que el verdadero objetivo que persiguen las empresas que impulsan los viajes espaciales es la colonización de Marte. La NASA aún está bastante lejos de lograrlo, pero SpaceX está decidida a llevarlo a cabo de la mano del visionario y no menos polémico Elon Musk.

      SpaceX es una empresa estadounidense de fabricación y servicios de transporte aeroespacial que fabricó el primer cohete de combustible líquido financiado de forma privada en alcanzar la órbita en 2008. También fue la primera compañía en lanzar astronautas a la Estación Espacial Internacional en 2020 y hasta diseñó un sistema de transporte interplanetario llamado Starship.Y la lista sigue. En este nuevo caso de estudio, vamos a conocer la historia de SpaceX, su modelo de negocio y los objetivos que persigue. Descubre el caso SpaceX

       

      Historia de SpaceX: Misión a Marte

      SpaceX fue fundada en 2002 por Elon Musk, también cofundador de Tesla Motors, motivado por la idea de enviar un invernadero a Marte para poblarlo de vegetación. Llamó a este proyecto Mars Oasis. Para este propósito, decidió viajar para comprar cohetes para su misión, pero no los encontró al precio que esperaba. Entonces, pensó que tal vez podría reducir los costos si fabricaba las piezas de los cohetes él mismo. De esta forma, nace SpaceX. 

      Musk calculó que el costo de los materiales necesarios para construir un cohete solo significaba el 3% del lanzamiento por aquel entonces. Al producir ellos mismos un 85% de las partes que necesitaba, mediante la aplicación de la integración vertical, SpaceX pudo reducir el costo manteniendo el 70% de los beneficios

      La empresa fue creciendo a partir de allí en número de colaboradores, pasando de 160 en 2005 a 1100 en 2010. Para noviembre de 2017, la compañía ya contaba con 7000 colaboradores, que se incrementaron a 8000 en 2020. En 2006, la NASA anunció que SpaceX había obtenido un contrato de los Servicios Comerciales de Transporte Orbital de la NASA para demostrar la entrega de carga a la Estación Espacial Internacional (ISS) con la opción posible de transportar tripulantes.

      A finales de 2012, Elon Musk anunció en una conferencia de la Real Sociedad Aeronáutica en Londres, su intención de establecer la primera ciudad humana en Marte. Este proyecto se inicia en 2018 cuando se construye una nave para enviar a los grupos pioneros de no más de 10 personas, que serían las encargadas de construir la infraestructura que permita desarrollar la futura ciudad.

      <<<Caso Nvidia: El éxito detrás de la IA>>>

       

      Modelo de negocio de SpaceX: Cohetes reutilizables para viajes espaciales

      El ambicioso modelo de negocio de SpaceX se basa en la fabricación y lanzamiento de cohetes al espacio para que orbiten la Tierra. Pero el verdadero objetivo incluso más ambicioso que viajar al espacio dentro de la misma órbita terrestre es colonizar Marte. Si bien esto suena más a ciencia ficción que a realidad, teniendo en cuenta que la superficie de Marte no tiene una atmósfera respirable ni agua en estado líquido, para Musk esto es posible con la tecnología necesaria para viajar y los recursos llevados de la Tierra para desarrollar vida vegetal en el planeta rojo.

      No obstante, mientras se dan las condiciones para hacer posible los viajes interplanetarios, por el momento, el propósito principal de la compañía es superar los límites actuales de la logística espacial para reducir los gastos con fines comerciales y de defensa, a través del desarrollo de naves espaciales y cohetes. 

      En 2009, SpaceX había lanzado el primer cohete que transportaba un satélite. Desde 2017, la compañía lanza regularmente cohetes privados a la órbita terrestre, y un año después comenzó a lanzar Falcon Heavy, el cohete más poderoso del mundo, con una carga de hasta 63.800 kilos. SpaceX ha logrado 97 lanzamientos y su valoración alcanza los 44.000 millones de dólares, lo que incluye lanzamientos de satélites comerciales y misiones para el gobierno estadounidense.

      Los servicios que ofrece actualmente SpaceX se orientan al lanzamiento de cohetes Falcon 9 con una capacidad de 22.800 kg y Falcon Heavy. También puede brindar servicios de transporte de tripulación a clientes comerciales que busquen llevar astronautas a distintos destinos. 

      SpaceX tiene dos tipos de segmentos de clientes principales: el gobierno de los Estados Unidos y las empresas de telecomunicaciones que necesitan transportar algo al espacio. Dentro del primer segmento, se incluyen las fuerzas armadas estadounidenses, la NASA, una empresa enfocada en el internet de las cosas llamada OrbComm y otra empresa especializada en satélites conocida como MDA Corporation. 

      La propuesta de valor de SpaceX ofrece espacio rentable a las empresas que desean explorar el espacio a través de cohetes reutilizables. Presenta 3 subofertas principales: accesibilidad, rendimiento y estado. En la actualidad, es la primera empresa privada en enviar un transbordador espacial, lanzar cohetes a la estación espacial internacional y a un círculo geosincrónico, y, quizá lo más importante, la primera empresa en trasladar agua a través de un cohete para crear las condiciones necesarias para el desarrollo de la vida en otros planetas con condiciones adversas de habitabilidad. 

      Los flujos de ingresos de SpaceX provienen de los contratos de transporte de carga comercial y tripulación al espacio en función del suministro de cohetes y satélites. Entre sus actividades más importantes se destacan el diseño, el montaje y la recuperación de cohetes y satélites. La tecnología de cohete reutilizable es una de las apuestas más fuertes de su modelo de negocio, ya que permite a la compañía reducir considerablemente sus costos y rentabilizar los vuelos espaciales. 

       

      Un despegue fallido

      El pasado lunes 17 de abril, el esperado despegue del cohete Starship de SpaceX sufrió una inesperada interrupción debido a problemas técnicos en la válvula presurizante, que se habría congelado impulsando la postergación del despegue. Este lanzamiento iba a ser la primera prueba del cohete diseñado para enviar personas a la Luna y Marte

      La nave Starship había sido elegida por la NASA para tripular personas en una misión planificada para finales de 2025, llamada Artemis III, la primera tras la finalización del programa Apolo de 1972. Cuando finalmente se ejecute, el vuelo de prueba tiene prevista una duración de una hora y media, y no está pautado que orbite la Tierra por completo.

      <<<Caso Telegram: Futuro de la plataforma>>>

       

      En palabras finales, el caso SpaceX tiene la marca distintiva de una persona tan visionaria y obsesionada con los viajes espaciales y los avances tecnológicos como Elon Musk, que no sorprende que tanto esta compañía como Tesla mantengan su impronta vanguardista y disruptiva. Pero SpaceX demostró ser todavía más ambiciosa al buscar cambiar el curso de la exploración espacial, con el objetivo de, en lugar de buscar vida en otros planetas, hacer que los planetas elegidos para desarrollar la vida sean funcionales y aptos para su colonización. 

      Para lograr este objetivo, la empresa construye sus propios cohetes, naves y satélites para lanzar al espacio, a través de los cuales se transporte no solo a los tripulantes sino también agua para transformar el suelo marciano y las condiciones que impedían el desarrollo de la vida. Aunque la inversión en astrofísica es multimillonaria, Musk se encarga de reducir los costos produciendo cohetes reutilizables para clientes con mucho poder económico, como la NASA y el gobierno estadounidense. ¿Y tú qué piensas, logrará SpaceX llegar a Marte en 2050? 

      ¿Qué te ha parecido éste artículo?
      CTA Caso de estudio en tu empresa

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      Realidad aumentada en productos: ¿Cómo transforma las compras?

      Realidad aumentada en productos: ¿Cómo transforma las compras?

      En los últimos meses, la realidad aumentada está transformando radicalmente las experiencias de los usuarios en la compra de productos a través de las tiendas e-commerce. Las compras online...


      Artículo completo

      Ventas digitales: Cómo adaptar tu estrategia a la venta virtual

      Ventas digitales: Cómo adaptar tu estrategia a la venta virtual

      A partir de la pandemia, las ventas digitales se han convertido en una opción muy recurrente tanto para empresas como para muchos consumidores. Las empresas aprovechan las redes sociales, sitios web y


      Artículo completo

      Impacto del clima laboral en la productividad de los colaboradores

      Impacto del clima laboral en la productividad de los colaboradores

      Si el clima laboral de tu empresa se puede representar en un meme, entonces deberías analizar qué elemento discordante podría estar generando la desarmonía del entorno. En el glosario de losrecursos...


      Artículo completo

      Volver al Business Insights