No leas esto si crees que el marketing es un gasto

Imagen del artículo

Muchas empresas tienen el prejuicio de creer que el marketing es un gasto en sus finanzas y no perciben los resultados de aplicar los recursos en marketing. Esto quizá puede deberse a que están acostumbrados a subestimar la implementación de una buena estrategia de marketing para atraer clientes potenciales y así facilitar el trabajo de ventas.

<<<7 señales de que tu marketing no es estratégico>>>

 

Pero lo cierto es que está comprobado que no es así, puesto que algunas de  las herramientas que incluye el marketing están dirigidas a recuperar la inversión inicial y multiplicarla, favoreciendo las acciones de ventas a través de la gestión de leads calificados. 

Por este motivo, nada más lejos de la verdad creer que el marketing es un gasto, y en este artículo te lo mostramos. No obstante, creemos que es necesario, en primer lugar, diferenciar el branding del marketing estratégico para entender, a partir de esta diferenciación, los fundamentos para que no creas que el marketing es un gasto.

 

¿Qué es el branding? 

El branding es la serie de acciones desarrolladas para definir y construir una marca. De esta forma, cuando los consumidores piensen en tu empresa, la asociarán a los valores y el estilo de vida que logras transmitir a diferentes elementos, como el logo, la tipografía, el lenguaje publicitario, las campañas publicitarias, entre otras cosas. 

Diferenciarse de los competidores a través de la marca conlleva un proceso que incluye dar cuenta del valor, credibilidad y cultura de una empresa para los clientes y consumidores que recién están conociendo la marca.

El branding de una marca está vinculado a una estrategia, ya que necesita valerse de su línea gráfica, identidad corporativa, entre otras cosas, con el objetivo de poder implementarla en distintas plataformas. Una estrategia de branding puede estar orientada a humanizar la marca, buscando generar una respuesta emocional en las personas de acercamiento y reconocimiento de marca. 

 

¿Qué es el marketing estratégico? 

En un artículo anterior, dijimos que el marketing estratégico está orientado a generar resultados, a diferencia del branding, que solo busca crear reconocimiento de marca en las personas para que la conozcan, pero que no implica un fin comercial directo en sí mismo, aunque también pueda considerarse el branding una herramienta muy importante para acercar el público a la marca. 

El marketing estratégico se construye sobre la base de un plan de marketing conformado por objetivos y plazos a cumplir. Para alcanzar estos objetivos, se deben realizar diferentes tareas a lo largo de un proceso, por lo que todas las acciones deben estar vinculadas con el objetivo que se quiere lograr y no aisladas del mismo. 

El marketing estratégico tiene distintos objetivos:

  • Descubrir nuevos segmentos de mercados a los que apuntar.
  • Detectar las necesidades de los consumidores.
  • Analizar las estrategias a implementar para satisfacer las necesidades de tus clientes de manera eficaz.
  • Analizar y mejorar la propuesta de valor de la competencia.
  • Generar nuevas oportunidades comerciales.

A partir de estos objetivos, puedes delinear un plan de acción estratégico para generar resultados rentables sin que peligre recuperar el capital invertido.

El marketing estratégico, entonces, nos posibilita atreves de objetivos cuantificables obtener un ROI cierto que nos muestre si dichas acciones están generando beneficios o no.

<<<Marketing ATL vs Marketing BTL>>>

 

Prejuicios de las personas sobre el marketing. ¿Es o no es un gasto?

¿Te suena la frase lo barato cuesta caro? Pues bien, imagina estos dos escenarios: en el primer escenario, apenas inviertes en branding y desarrollas campañas aisladas, tanto para posicionar tu marca como para generar más ventas, todo en uno. ¿Qué crees que obtendrás como resultado? Muy poca interacción y menos posibilidades de ventas, porque el público objetivo no encontrará valor en lo que muestras. 

Las personas se darán cuenta de las limitaciones de tus acciones y de que no están coordinadas ni enfocadas a cumplir un objetivo de ventas, aunque tu empresa suponga que sí. En consecuencia, tu marketing no estratégico parece más el producto de una acción fortuita que algo debidamente planificado. 

De ahí la afirmación “lo barato cuesta caro”, ya que si bien tu inversión en marketing fue mínima, fue cara en comparación con todos los costos extras que tendrás para mejorar la visibilidad de tus productos y atraer clientes potenciales que se interesen en ellos. Aquí también podríamos aplicar la frase “el que arriesga no gana”, y así podríamos continuar indefinidamente.

Lo que sucede también es que muchas veces se busca obtener resultados a muy corto plazo con acciones concretas que no responden a ningún plan y esos resultados nunca llegan o no son los esperados, naturalmente. En este sentido, pensar en el corto plazo es asegurarse el fracaso a largo plazo. El marketing estratégico no es azaroso, se planifica; por ende, lleva su tiempo ver los resultados. 

En el segundo escenario, decides invertir tiempo, esfuerzo y dinero en un plan estratégico orientado a generar resultados a mediano y largo plazo. La inversión es mayor y el trabajo en sí más elaborado, pero no por eso significa que el marketing es un gasto, dado que los beneficios a nivel rentabilidad son superiores a los gastos. En consecuencia, el retorno de la inversión se va a manifestar con números muy escalables. 

<<<Growth Marketing, los beneficios de su implementación>>>

En conclusión, si aún crees que el marketing es un gasto, prueba a vender sin que los consumidores conozcan tus productos o servicios. Entonces, toda la responsabilidad recaerá sobre tus representantes de ventas que tendrán que convencer con herramientas rudimentarias de persuasión -para esta época- a los supuestos clientes potenciales para que compren tus productos, apelando a la presión o a la manipulación de las necesidades. 

Verás que es mucho más vendible cuando empleas el marketing estratégico, y también el branding, a fin de preparar el terreno y dejarlo apto para iniciar el juego.

 

 

Nuevo llamado a la acción

Descárgalo y leélo después.

Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

×

¿Quieres compartirlo?

¿Nos dejas un comentario?

Caso Bimbo: ¿Cómo internacionalizar una marca?

Caso Bimbo: ¿Cómo internacionalizar una marca?

¿Quién no conoce o ha consumido el pan Bimbo alguna vez? Es rico, fácil de combinar con alternativas saladas y dulces, y además es económico. Sin duda, la multinacional mexicana ha sabido...


Artículo completo

Inteligencia artificial: El impacto en LATAM

Inteligencia artificial: El impacto en LATAM

La inteligencia artificial se está expandiendo a nivel mundial en los últimos años de manera progresiva, por lo que no es casualidad que en Latinoamérica también esté causando un impacto...


Artículo completo

Perspectiva del cliente vs. perspectiva del dueño

Perspectiva del cliente vs. perspectiva del dueño

La manera de vender ha cambiado en las últimas décadas, porque las empresas tuvieron que adaptarse a un progresivo aumento de la demanda, que obedecía a un mercado más flexible y más productivo ...


Artículo completo

Volver al Business Insights