¿Lección aprendida? Lo que el COVID-19 dejó en las empresas

Imagen del artículo

Parafraseando a Platón, “la necesidad es la madre de la invención”. Es de público conocimiento que desde hace varios años, hemos estado experimentando una "revolución digital". La gente ha estado consumiendo medios, comprando productos y ordenando comestibles a través de Internet a un ritmo cada vez mayor. El rápido acceso de banda ancha (y el recién llegado 5G) permiten velocidades de descarga rápidas para películas, espectáculos y videojuegos. La telemedicina y la atención domiciliaria del paciente están revolucionando la industria del cuidado de la salud para permitir el diagnóstico sin contacto y, en algunos casos, el tratamiento. La revolución digital no solo se limita al comportamiento del consumidor: la inteligencia artificial también se está convirtiendo en una parte integral de la automatización de vehículos, fábricas y almacenes. Los pagos son cada vez más móviles, habilitados por la tecnología.

<<< Fusiones necesarias: los negocios y el compromiso digital >>>

Si bien ninguna de estas tendencias fue creada por la pandemia de COVID-19, todas han sido aceleradas y exacerbadas, ello trajo a las empresas, entre otras cosas, la necesidad de:

Capacidad para trabajar desde casa: Incluso las empresas que eran resistentes al concepto de una fuerza laboral distribuida se han visto obligadas a permitir trabajar desde casa, por lo que aún se puede trabajar mientras se toman precauciones para detener la propagación del virus.  Si bien la capacidad de trabajar desde casa es un beneficio que muchos empleados valoran, muchas empresas carecen de la estructura de infraestructura tecnológica para ofrecer esa capacidad sin algunos sacrificios para "hacer negocios como siempre". Sin embargo, un resultado inesperado de COVID-19 es que las empresas se dan cuenta de los beneficios de la transformación digital.

<<< Digitalización de tu empresa: ¿Cómo hacerlo? >>>

Si bien algunas compañías eventualmente volverán a las rígidas políticas de trabajo en la oficina, se espera que algunas se den cuenta de los beneficios para los empleados y que, de hecho, se puede hacer de manera efectiva. Por lo menos, tendrán una valiosa experiencia sobre lo que se necesita y cómo satisfacer las necesidades de trabajo desde el hogar en el futuro cuando sea necesario nuevamente, o cuando esto provenga de una decisión empresarial.

Aprendizaje remoto: A medida que COVID-19 se extendió por todos los países, las escuelas y universidades comenzaron a recurrir a opciones de aprendizaje virtual . Muchas universidades decidieron cambiar el trabajo a enseñanza remota solamente y algunos campus cerrados para contener la propagación del virus. Si bien muchas universidades tenían experiencia con el aprendizaje virtual, y estaban mejor preparadas para el cambio, la mayoría de las organizaciones educativas no lo estaban realmente.

Hay algunas instituciones que se están volviendo virtuales, dejando que los maestros y administradores se aseguren de que todos los alumnos tengan acceso a la tecnología y las herramientas que necesitan para seguir aprendiendo desde casa. La transición a la educación digital es ciertamente disruptiva, ya que no se planeó en la línea de tiempo dictada por el coronavirus, pero los educadores y las instituciones educativas estarán mejor preparados en el futuro.

Eventos virtuales: Junto con muchas conferencias en persona que se cancelaron en todo el mundo en respuesta al brote de COVID-19, algunas las están convirtiendo en eventos virtuales

Las conferencias, o webinars, han sido una forma crítica de intercambiar ideas y construir relaciones profesionales. Algunas compañías están tratando de cerrar la brecha entre los eventos en persona y los virtuales con plataformas que combinan video, redes y más para tratar de capturar los beneficios de las redes en un evento en persona y el contenido y la tecnología de las herramientas virtuales.

El brote de virus ha empujado a los organizadores de conferencias y a los dueños de negocios a pensar fuera de la caja para proporcionar opciones alternativas convincentes en interés de la seguridad pública. Este impulso también podría dar lugar a innovaciones para el futuro con la forma en que las personas se encuentran e interactúan mejor virtualmente.

En conclusión, la pandemia de COVID-19 ha llevado a las actividades económicas mundiales a una espiral sin precedentes. Sin embargo, varias empresas están tomando la ruta virtual para volver a encaminarse. Como resultado, ha habido un aumento significativo en la demanda de soluciones digitales a largo plazo, y se han dado cuenta que el trabajo remoto y el aprendizaje son más fáciles para todos con herramientas de reunión en la nube y colaboración en equipo.

<<< Revolución digital empresarial: Experiencias exitosas >>>

Nueva llamada a la acción

¿Quieres compartirlo?

¿Nos dejas un comentario?

Beneficiarse con la tecnología: Estrategia de transformación digital

Beneficiarse con la tecnología: Estrategia de transformación digital

La transformación digital requiere una estrategia que, como cualquier otra, analice los objetivos, la situación actual y cómo avanzar en un viaje de transformación de una manera que tenga sentido...


Artículo completo

¿Es necesaria la gestión de los procesos de comunicación empresarial?

¿Es necesaria la gestión de los procesos de comunicación empresarial?

En la actualidad, las empresas tienen que adaptarse a cambios rápidos en su entorno y este es realmente un proceso exigente, donde la forma y rapidez de respuesta condicionan el éxito total de...


Artículo completo

Gestión de proyectos: Principales problemas, desafíos y soluciones

Gestión de proyectos: Principales problemas, desafíos y soluciones

Como ya te hemos contado en artículos anteriores la gestión de proyectos en la industria de la construcción tiene muchas aristas que debes tener en cuenta a la hora de poder ser ejecutados de...


Artículo completo

Volver al Business Insights