search
close
    search
    close

      Principales amenazas de ciberseguridad que pueden afectar a tu empresa

      Imagen del artículo

      Pequeñas y grandes empresas por igual están expuestas a las amenazas de ciberseguridad. Durante el pico de la pandemia un alto porcentaje de los trabajadores realizaban sus actividades de forma remota. A medida que el mundo volvió a una cierta normalidad tras el largo confinamiento, incluso muchas empresas continuaron eligiendo trabajar desde la virtualidad, a pesar de que el peligro se había reducido para volver a las oficinas.

      <<<Ciberseguridad: Un tema central en las empresas>>>

       

      Si bien la modalidad remota ofrece diversos beneficios, se ha comprobado que representa un caldo de cultivo para las amenazas cibernéticas, lo que expone a las empresas a un mayor riesgo de ciberseguridad. 

      En la actualidad, como la mayoría de las empresas administran sus cuentas desde distintas plataformas y las transacciones en criptomonedas han aumentado, estas cuentas son sensibles a los datos, por lo que la migración drástica genera una serie de nuevos riesgos, que van desde ataques de ransomware de criptomonedas, filtraciones de datos y piratería de contraseñas online.

      A medida que avanzan las amenazas de ciberseguridad, es fundamental evitar las vulnerabilidades de tu empresa. En este artículo, conoceremos 5 amenazas clave de ciberseguridad que podrían afectar a tu organización.

      1. Suplantación de identidad.
      2. Malware.

      3. Ransomware. 

      4. Violaciones de datos.

      5. Contraseñas débiles o comprometidas.

         

      1. Suplantación de identidad.

      El phishing o suplantación de identidad es un esquema de piratería que engaña a los usuarios para que descarguen mensajes dañinos. Aparece generalmente como un correo electrónico normal que utiliza archivos adjuntos, enlaces, nombres comerciales y logotipos que parecen legítimos.

      Este correo electrónico convence a los usuarios para que tomen medidas, ya sea haciendo click en algún enlace o descargando un archivo adjunto. Un correo electrónico de phishing también puede tener una línea de asunto de clickbait que sea llamativa. Otra forma común es el phishing de ballenas, que se envía a los ejecutivos de una empresa para robar información.

      Si bien el phishing de correo electrónico es uno de los más conocidos, esta amenaza cibernética puede asumir diversas formas. Por ejemplo, el smishing envía mensajes de texto que obtienen clicks en enlaces peligrosos. A diferencia de este, el vishing envía llamadas telefónicas y mensajes de voz fraudulentos que se hacen pasar por empresas legítimas. 

      El phishing de motor de búsqueda es una forma más reciente de amenaza, en la que los hackers crean sitios web falsos online y se clasifican en los resultados de los motores de búsqueda para robar la información de los usuarios.

      2. Malware.

      El malware, conocido también como software malicioso, es un virus que piratea dispositivos haciendo que su funcionamiento sea más lento o directamente que dejen de funcionar. Destruye los sistemas informáticos a través de agentes como malware, troyano, spyware, ransomware, gusano y adware. 

      El malware se puede liberar en una computadora haciendo click en un enlace infectado, descargando un archivo de dudosa procedencia, clickeando en un anuncio emergente o descargando un archivo adjunto de email de un remitente desconocido. Una vez que el malware se instala en un sistema informático, los hackers pueden obtener acceso a todas las contraseñas de una empresa, incluso datos bancarios, archivos personales, etc.

      3. Ransomware. 

      El ransomware es una forma específica de malware que cifra los sistemas informáticos del usuario. Una vez que el ataque de ransomware se produjo, los usuarios ya no pueden acceder a sus sistemas, y si quieren volver a acceder, tienen que pagar un precio de rescate a los hackers para recuperar el acceso a los datos

      Las transacciones de rescate con frecuencia se realizan a través de bitcoin. Asimismo, los hackers pueden solicitar otros medios de pago. Los costos de rescate pueden variar en el costo, por lo que algunos son relativamente baratos pero otros muy costosos. No obstante, muchas compañías que incluso realizando el pago del rescate, no han podido recuperar el acceso a sus sistemas.

      Generalmente, el ransomware se propaga a través de una descarga maliciosa en un correo electrónico de phishing. En este contexto, un ataque de ransomware puede estar dirigido tanto a los colaboradores como a la totalidad de una empresa.

      <<<Secuestro virtual: ¿Qué es y sus principales riesgos?>>>

       

      4. Violaciones de datos.

      Una violación de datos se genera cuando se roban los datos confidenciales de un sistema sin la autorización del propietario del sistema. La información confidencial puede abarcar desde números de tarjetas de crédito y débito, domicilios particulares, direcciones de correo electrónico, claves de seguridad. 

      Las infracciones pueden introducirse mediante sistemas de punto de venta o un ataque a la red. En este último caso, los hackers ingresan cuando identifican alguna debilidad en el sistema de ciberseguridad online de una empresa para transgredirlo y tener acceso a la información.

      Son frecuentes también los ataques sociales cuando los hackers engañan a los colaboradores que les permiten el acceso a la red de la organización. Las artimañas pueden ser diversas, desde engañarlos para que descarguen un archivo peligroso hasta revelar accidentalmente los datos de inicio de sesión.

      Una vez producida la filtración de datos, las empresas deben tomar medidas inmediatas para reducir el impacto y proponer una solución. De lo contrario, la reputación de estas compañías se verá afectada con multas y demandas inesperadas.

      5. Contraseñas débiles o comprometidas. 

      Las claves o contraseñas comprometidas suceden con mayor frecuencia cuando un usuario ingresa sus datos de inicio de sesión en un sitio web falso sin darse cuenta. Las combinaciones comunes de usuario y contraseña, así como la reutilización de contraseñas en distintas plataformas pueden volver los sistemas de ciberseguridad más vulnerables frente a los piratas cibernéticos.

      A la hora de crear contraseñas para cuentas de empresa, es recomendable utilizar claves de acceso diferentes y complejas de recordar o identificar. Es preferible no recordar la contraseña y tener que cambiarla frecuentemente que confiarse de que nadie accederá a los datos confidenciales, más si se emplean contraseñas que incluyen fechas de nacimiento, documentos o números de teléfonos.

       

      Cómo evitar las amenazas de ciberseguridad

      Las pequeñas y medianas empresas suelen estar más susceptibles a las amenazas de ciberseguridad, ya que tienen dificultades para dotar de personal especializado que regule los riesgos de amenazas cibernéticas debido a los costos elevados que supone. Muchas empresas deciden contratar un profesional independiente de ciberseguridad o empresa externa. Al ser expertos en la materia, pueden brindar un servicio más personalizado y actualizado de protección de manera permanente.

      También es importante capacitar a tu equipo para que reconozca los ataques de phishing a través de enlaces dudosos. Elaborar políticas de ciberseguridad puede ayudar a evitar estos inconvenientes actualizando los sistemas frente a cada nueva amenaza. La política debe incluir pautas sobre la protección de dispositivos, autenticación de múltiples factores y protección de datos.

      Las políticas de ciberseguridad deben estar disponibles para los colaboradores y revisarse a menudo para garantizar que toda la empresa comprenda y cumpla con el protocolo correcto. Para poner en marcha las políticas de ciberseguridad, tener un plan de ciberseguridad que se ejecute a fondo y revise periódicamente permitirá mantener la información de la empresa y de los clientes lo más segura posible, sobre todo en entornos remotos. 

      <<<¿Cómo elaborar un plan de ciberseguridad?>>>

       

      En definitiva, comprender cuáles son las amenazas de ciberseguridad más frecuentes en las empresas te ayudará desarrollar medidas adecuadas, como diseñar planes y políticas de ciberseguridad, para evitar que afecten a la organización. Esto es un esfuerzo necesario para proteger tu empresa de los delincuentes cibernéticos manteniendo a resguardo tus datos más confidenciales.

      ¿Qué te ha parecido éste artículo?
      Nuevo llamado a la acción

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      ¿Cuándo mi empresa está preparada para la planeación estratégica?

      ¿Cuándo mi empresa está preparada para la planeación estratégica?

      Cuando hablamos de planeación estratégica, existen varios mitos que están presentes en los altos mandos de las empresas. 


      Artículo completo

      Caso Webow: Un concepto de aceleradora diferente

      Caso Webow: Un concepto de aceleradora diferente

      Seguramente, hayas escuchado hablar del concepto de aceleradora de empresas. Se trata de instituciones cuya finalidad es financiar startups mediante un programa basado en convocatorias con un plazo...


      Artículo completo

      Adopción digital en LATAM: Perspectivas de crecimiento

      Adopción digital en LATAM: Perspectivas de crecimiento

      En América Latina, la pandemia del Covid-19 significó grandes transformaciones en el sector empresarial. Esta situación tan crítica marcó un punto de inflexión donde las organizaciones se vieron en...


      Artículo completo

      Volver al Business Insights