Crisis en el entorno: El caso Daewoo

Imagen del artículo

Daewoo fue una de las empresas del segundo mayor conglomerado de Corea del Sur, detrás de Hyundai, y logró, gracias a las políticas de ayuda del estado consolidarse como una importante corporación dedicada a diversas industrias, como la automotriz, la electrónica, telecomunicaciones, finanzas, construcción y hostelería.

<<<[Automotriz] ¿Depender de vendedores para crecer?>>>

En el mundo, se hizo conocida principalmente por sus vehículos Daewoo, que tuvieron una gran popularidad durante los 80 y 90, mientras que su mercado decayó con el paso al nuevo milenio. Y luego la prestigiosa marca, casi de un momento a otro, quedó en el olvido, llevándose consigo deudas millonarias con el estado y una causa penal que derivó en prisión

La propuesta de este artículo es indagar y analizar el caso Daewoo sobre los principales acontecimientos que conforman su historia para comprender las causas de su endeudamiento y quiebra definitiva

 

Las políticas de ayuda del estado que recibe Daewoo.

Daewoo fue un conglomerado empresarial fundado el 22 de marzo de 1967 por King Woo Choong. Las políticas y ayudas del gobierno permitieron que la empresa se diversificara con rapidez y se posicionara como fabricante de automóviles, barcos y productos electrónicos, entre otros sectores de la industria. 

En sus primeros años, se enfocó en el negocio textil, pero en 1973 el gobierno obligó a la compañía a diversificarse para así obtener subvenciones. Desde ese momento, Daewoo se encargó de salvar a otras empresas que habían caído en bancarrota, estableciendo relaciones comerciales con estas, las cuales llegaban a formar parte de su conglomerado.

En 1978 Daewoo absorbió al fabricante de automóviles Saehan Motors al que renombró como Daewoo Motors, compitiendo directamente con Hyundai, el otro conglomerado nacional.

Gracias a la liberalización de la economía surcoreana, Daewoo inició una expansión internacional de grandes proporciones, ofreciendo sus servicios de fabricación con bajo costo y mano de obra barata, especialmente en la fabricación de buques mercantes, barcos y petroleros. 

Con respecto a esto, la compañía aprovechaba en su beneficio esa mano de obra barata, porque durante años hubo una carencia de libertades individuales en Corea del Sur, debido al gobierno totalitario que imperaba a finales de la década de los 80. 

En su intento por achicar esta grieta entre empleador y empleados, algunos directivos trabajaron en la producción en cadena para conocer las condiciones laborales de sus trabajadores, en su intento de privilegiar el mérito de los que se esforzaban más. Sin embargo, el control total continuó estando en manos del clan familiar King.

Por otra parte, Daewoo Motors llegó hasta Australia y Estados Unidos, y se convirtió en el sexto fabricante de coches del mundo después de la caída del Muro de Berlín, al abrir filiales en Europa del Este y Oriente Medio. La confianza en su expansión lo llevó en 1992 a comprar la participación de General Motors en la filial automotriz, convirtiéndola en una compañía independiente.

 

Crisis financiera asiática y endeudamiento.

Durante la década de los 90, Daewoo registró un excesivo endeudamiento, fruto de la diversificación y un sistema de integración vertical gestionado como un negocio familiar. 

La crisis financiera asiática de 1997 se inició con la devaluación de la moneda tailandesa y continuó como un efecto dominó por varios países asiáticos, entre los que se cuentan Malasia, Indonesia y Filipinas, quienes se perjudicaron y sufrieron consecuencias que también repercutieron en Taiwán, Hong Kong y Corea del Sur. 

Esta crisis propició la bancarrota de muchas empresas asiáticas prósperas que lideraban el mercado nacional y se estaban expandiendo al mercado internacional, una de ellas fue el caso Daewoo

La situación no cambió con la llegada de la democracia a Corea del Sur, ya que Kim Woo-choong fue elegido presidente de la Federación de Industrias Coreanas, un consorcio de los principales conglomerados, y mantuvo así su influencia. En esa época, Daewoo era el segundo conglomerado del país, con veinte firmas bajo su control y una plantilla de 320.000 empleados en todo el mundo.

 

El colapso del conglomerado y la bancarrota de Daewoo.

Inevitablemente, su diversificación llevó a la empresa a sufrir un enorme endeudamiento, potenciado por el estallido de esta crisis financiera asiática de la que hicimos mención. 

Por otro lado, lo que parecía una importante ayuda financiera de parte del gobierno, en la praxis significó un arma de doble filo.

A cambio de esos créditos o préstamos accesibles, las empresas bajo este vínculo estatal tenían que asumir cualquier encargo público, a la hora de invertir sin importar la rentabilidad. Como anticipamos al principio, Daewoo rescataba empresas en quiebra porque su país se lo exigía, para luego endeudarse hasta lo indecible.

Con el advenimiento de la democracia, se reconocieron las libertades individuales, los costos laborales aumentaron y, por consiguiente, los trabajadores iniciaron protestas por mejores condiciones laborales. 

Al endeudamiento que ya tenía la empresa por las empresas que rescataba, se le suman los costos por los reclamos de los trabajadores y, además, la decepción de los consumidores que empezaban a considerar de baja calidad los productos Daewoo, por lo que también perdieron cuota de mercado internacional.

Después de declarar la bancarrota en 1999, el CEO de King Dae Jung desmanteló la compañía y vendió sus filiales a distintas empresas, a fin de evitar el colapso de la economía nacional. 

El CEO de Daewoo terminó huyendo de la justicia y regresó a Corea recién en 2005 cuando fue condenado a 10 años de prisión por fraude contable y evasión de capitales.

 

La dura lección de Daewoo.

Hemos sido testigos de las historias de otras multinacionales que se encontraron al borde de la bancarrota y sin embargo lograron recuperarse, no sin esfuerzo. Pero en el caso Daewoo, no corrió con la misma suerte, y la razón principal se la atribuimos a una economía endeble de la compañía que se rindió ante las subvenciones del estado como un camino fácil y rápido para el crecimiento. 

<<< Caso Kodak: Aprender del declive >>>

Además, en lugar de ocuparse de su propia rentabilidad, se veía en la obligación de “salvar” otras empresas que habían caído en la quiebra por sus propias malas decisiones. Entonces, el margen que les quedaba de ganancias era ciertamente escaso y efímero. 

Sumado a esto, la terrible crisis financiera asiática, que no hizo más que profundizar la inestabilidad económica del país, terminó por sepultar los sueños de grandeza de la multinacional.

Para concluir, esta vez no hay mucho que agregar a lo ya dicho sobre el caso Daewoo porque la historia no tuvo un final feliz, sino un lamentable final que derivó en fracaso, y a su fundador tras la rejas por una dudosa causa por estafa. No olvidemos cómo la empresa explotó a sus trabajadores y cómo la jugada se le vino en contra con el retorno de la democracia.

En definitiva, más allá de la crisis financiera asiática, lo que llevó a Daewoo a la quiebra fue su falta de visión.

 

 

Casos de estudio

Descárgalo y leélo después.

Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

×

¿Quieres compartirlo?

¿Nos dejas un comentario?

Caída de productividad en los trabajadores de PyMes

Caída de productividad en los trabajadores de PyMes

Numerosos cambios en los últimos tiempos han generado vaivenes en la productividad de las empresas, por lo que no es casual que, tras la pandemia, los trabajadores de las pequeñas y medianas...


Artículo completo

Caso Lays: Hacia la conquista del mercado asiático

Caso Lays: Hacia la conquista del mercado asiático

Los snacks son aperitivos que consumimos la mayoría para engañar el hambre a determinadas horas del día, los hay saludables y no tan saludables, pero si hay algo en lo que ambos tipos están de...


Artículo completo

Ciberseguridad: Un tema central en las empresas

Ciberseguridad: Un tema central en las empresas

En los últimos tiempos, a causa de la gran proliferación de softwares en la nube que lideran el mercado empresarial, el internet de las cosas y Big Data, se ha comenzado a cuestionar el tema de la...


Artículo completo

Volver al Business Insights