search
close
    search
    close

      Caso Lehman Brothers: Historia de un gran fracaso

      Imagen del artículo

      Lehman Brothers fue una empresa global de servicios financieros de Estados Unidos que nació en 1850. Era el cuarto banco inversor más grande del país y contaba con 680 millones de dólares estadounidenses antes de irse a la quiebra. A pesar de ser una banca bien posicionada en su momento, no se destacó tanto por las contribuciones a los clientes como por la dimensión del fracaso que la llevó a la quiebra

      Sus servicios abarcaban la banca de inversión, la gestión de activos financieros e inversiones de renta fija, banca comercial, gestión de inversiones y servicios bancarios en general. Tenía demasiadas filiales y entidades creadas para cumplir determinadas tareas. Su complejo entramado financiero permitía que los créditos inmobiliarios morosos se vendieran a inversores de todo el mundo pero lógicamente no pasó mucho tiempo para que esta operación tuviera sus consecuencias. 

      Estas acciones ocasionaron una reacción en cadena que produjo como resultado no solo la quiebra de Lehman Brothers sino también un gran colapso financiero en el sector bancario de todo el mundo. En este nuevo caso de estudio, vamos a explicar en detalle la crónica de un final anunciado. Descubre el caso Lehman Brothers.

       

      Los orígenes de Lehman Brothers

      Lehman Brothers fue fundada en 1850 por Henry, Emanuel y Meyer Lehman en Alabama. Comenzó a operar como empresa que aceptaba algodones en forma de pago para comercializarlos. Logró sobrevivir con éxito a la Guerra Civil estadounidense de la década del 60 y jugó un papel importante en la instauración de un mercado financiero del algodón en New York. Desde entonces, diversificó su negocio orientándose al comercio del tabaco, el café y los ferrocarriles.

      Tras la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos se convirtió en la mayor potencia mundial y principal exportadora de productos a países europeos. Esa época de cierta prosperidad fue conocida como los felices años 20. Pero como todo lo bueno llegó a su fin cuando el aumento de la inflación provocó el mayor derrumbe del mercado de valores de la época. Si bien Lehman Brothers consiguió sobrevivir a la crisis financiera, muchas entidades tuvieron que cerrar por la falta de inversión de los bancos.

      En 1933, el presidente Roosevelt promulgó la ley Glass Steagall con el propósito de que los bancos no participaran del sector bursátil para evitar la competencia desigual y los monopolios. En pocas palabras, esta ley buscaba que los bancos ofrecieran créditos a personas y empresas de manera correcta y legal, sin estafas ni irregularidades

      Sin embargo, estas medidas fueron eliminadas durante la década de los 80 por el presidente Reagan, y fue allí cuando los bancos, libres de estas restricciones, comenzaron a involucrarse en la bolsa y otros mercados  financieros, en donde hasta hacía unas décadas estaban vetados. Por aquella misma época, Lehman Brothers estaba atravesando algunas dificultades financieras que la obligaron a asociarse con American Express y subdividirse en varias entidades agrupadas con otras empresas. 

      Finalmente, la firma se convirtió en Shearson Lehman / American Express y EF Hutton & Co, unidas más tarde como Shearson Lehman Hutton Inc. En la década de 2000 se desvinculó de American Express y comenzó a dotarse de autonomía económica de nuevo, erigiendo formalmente Lehman Brothers Holding Inc.

      En 2007, la entidad sufrió una crisis financiera provocada por los créditos subprime. Había acumulado tantas pérdidas por títulos respaldados por las hipotecas durante 2008 que en el segundo semestre fiscal se declararon pérdidas por 2800 millones y la empresa tuvo que vender 6000 millones de dólares en activos. Un mes antes de la quiebra, Lehman informó su intención de despedir a 1500 trabajadores de su plantilla. 

      Aunque el 13 de septiembre de 2008 el presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York convocó una reunión para discutir sobre el futuro de Lehman Brothers, a fin de intentar una maniobra de salvataje como una liquidación de activos o venta, dos días después, el 15 de septiembre la empresa anunció formalmente su quiebra. Con un pasivo de 613.000 millones de dólares, es considerada la mayor quiebra de la historia.

       

      La quiebra de Lehman Brothers: crónica de un final anunciado

      Lehman Brothers había realizado grandes y arriesgadas inversiones en el sector inmobiliario en donde concedió hipotecas subprime y una enorme cantidad de créditos a particulares que no eran rentables para pagar. En 2007, la situación de la entidad era desesperante con pérdidas de 2.800 millones de dólares y un 95% menos de su valor en bolsa en los momentos previos a la caída. Solo la compra de la empresa por otra compañía la podría salvar de la ruina. Pero eso no llegó a suceder.

      Cuando la bancarrota era inevitable, la mayoría de las entidades del sector financiero y bancario no dimensionaron su impacto, pese a que tras la crisis de las hipotecas subprime de 2007, muchas empresas fueron a la quiebra antes que Lehman. Si la empresa no cayó antes con todos los pasos en falso que venía dando, era porque aún manejaba activos de 63.000 millones antes de la quiebra. De ahí que cuando finalmente cae colapsa la bolsa de valores de Nueva York registrando la peor caída de la historia en un solo día.

      No conforme con derrumbar los mercados financieros de Estados Unidos, la quiebra de Lehman Brothers produce un efecto mariposa al resto del mundo. En consecuencia, la economía global sufrió una recesión violenta en los mercados que puso en riesgo la actividad financiera en los meses posteriores.

      Frente a la fuerte sacudida financiera en todo el mundo, los mercados tuvieron que tomar medidas para rescatar a los bancos y aumentar la liquidez. Para esto, dispusieron bajar la tasa de interés y se esforzaron en evitar que se produjera una nueva inflación aplicando sistemas de control para que otras empresas bancarias no se vieran tentadas a repetir la historia de Lehman. 

      Preocupados, los gobiernos se esforzaron por encontrar culpables para que recayera sobre ellos todo el peso de la ley, o por lo menos que no salieran bien librados de sus manejos financieros turbios. Sin embargo, como ocurre la mayoría de las veces, las corporaciones bancarias más poderosas que tienen alguna responsabilidad o toda, son las que menos sufren las consecuencias de sus acciones. En cambio, son los ciudadanos trabajadores los que se terminan perjudicando y empobreciendo más de los negocios que tramaron y enriquecieron a unos pocos.

      Entonces, si había que elegir a quién salvar de la ruina, los gobiernos eligieron a los bancos que todavía tenían bastante poder para evitar otro colapso, por lo que aplicaron medidas de recesión y recortes para compensar el gasto que significó el rescate bancario. No obstante, sacrificar a los débiles en pos del más fuerte le jugó en contra a los países menos solventes de Europa que tuvieron que recurrir al rescate del Banco Central Europeo para salir de la recesión.

      Cuando la deuda generada por los bancos se trasladó a los gobiernos, muchos países adoptaron medidas de austeridad que afectaron directamente a los sectores de la sanidad, educación, entre otros. En cambio, en un intento de reactivar los mercados y facilitar la reactivación de las empresas, esas mismas medidas buscaron beneficiar sus intereses en detrimento de los derechos de los trabajadores. El resultado fue más pobreza, desocupación y una clase media que bajó drásticamente su nivel de vida. Curioso el efecto mariposa que la quiebra de Lehman Brothers produjo en la economía mundial.

      “El aleteo de una mariposa puede causar un tifón en algún lugar del mundo” - Proverbio chino aplicado en la teoría del caos.

      En palabras finales, el caso Lehman Brothers ha quedado registrado en los anales de la historia como la quiebra de empresa que mayores consecuencias generó a nivel global, al producir un colapso financiero que llevó a muchos países del mundo a una fuerte recesión de la que les ha costado recuperarse del todo luego de más de 10 años. Era una entidad bancaria poderosa, y sin embargo, sus créditos hipotecarios subprime la llevaron tarde o temprano a la bancarrota. Y tal como fue el peso de su presencia en el mundo, fue su caída y la ola expansiva que dejó tras su paso.

      ¿Qué te ha parecido éste artículo?
      Casos de estudio

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      Cómo incrementar las ventas mediante un programa de fidelización

      Cómo incrementar las ventas mediante un programa de fidelización

      Los programas de fidelización son acciones desde marketing que se utilizan para, una vez generados los clientes, poder retenerlos. Retener un cliente cuesta diez veces menos que captarlo. Por este...


      Artículo completo

      Impacto del mundial de fútbol en el clima de las organizaciones

      Impacto del mundial de fútbol en el clima de las organizaciones

      El mundial de fútbol Qatar 2022 está en marcha y ha generado más de una sorpresa entre los competidores y el público que sigue las instancias de cada encuentro con ansiedad y expectativa. No hace...


      Artículo completo

      Ciencia de datos como aliado en la toma de decisiones

      Ciencia de datos como aliado en la toma de decisiones

      En el panorama actual, las empresas generan diferentes tipos de datos todos los días. No obstante, el volumen de datos es tan grande que se hace imposible recopilarlos y analizarlos de manera manual....


      Artículo completo

      Volver al Business Insights