search
close
    search
    close

      Modelado de negocio: Esencial en el desarrollo de cualquier empresa

      Imagen del artículo

      Cuando una empresa se inicia, es importante definir una dirección y redirigir el negocio que se quiere emprender. Por eso, incluso antes de establecer el plan estratégico, es pertinente definir el modelado de negocio.

      El modelado de negocio consiste en evaluar la noción de tamaño y las posibilidades de expansión antes de planificar. Es una técnica para comprender los procesos de negocio de la organización. 

      A diferencia del término modelo de negocio (más popularizado) con modelado nos referimos a la acción de adquirir información para luego sobre ésta poder conceptualizar. Por eso, cuando hablamos de modelado de negocio, se trata de investigar sobre partes claves de la organización tales como propósito, estructura, funcionalidad, fines, procesos, responsables y recursos.

      Un modelado de negocio sirve para:

      • Fijar la estructura de la organización.
      • Identificar mejoras o problemas si los hubiera.
      • Hacer un entendimiento general de la organización. 

       

      <<< Dirección empresarial: ¿Por qué hacemos lo que hacemos? >>>

       

      Etapas de definición de modelado de negocio

       

      Para establecer con claridad el modelado de negocio, hay que seguir ciertos pasos.

      1- Análisis Interno

       Análisis FODA y Fuerzas de Porter

      En primer lugar, hay que hacer un análisis exploratorio general para conocer cómo está la organización a nivel interno. Para esto, es posible aplicar un análisis FODA, donde se identifican las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas, tal como su sigla lo indica. Esto servirá para conocer cómo está la organización respecto a la competencia, qué puede mejorar y potenciar, y qué debería cambiar.

      Otra alternativa es realizar un análisis de las 5 fuerzas de Porter, las cuales consisten en detectar 5 factores clave: poder de negociación con los clientes, poder de negociación con los proveedores, amenaza de entrada de nuevos competidores, amenaza de entrada de productos sustitutos y rivalidad entre competidores. 

      Estos análisis a nivel interno sirven para conocer la situación actual de la empresa frente a la competencia, o para conocer el terreno en el cuál se desenvolverá la nueva empresa y así poder identificar las ventajas ante quienes ofrecen el mismo producto o servicio.

      2- Análisis externo

      Mercado potencial y real, Análisis PESTEL, Cuota de mercado, Análisis de brechas

      Además, un modelado de negocio consta de establecer una diferenciación entre mercado potencial y real. El análisis potencial está conformado por la totalidad de los posibles usuarios de un producto nuevo en el mercado. Es decir, se estima cuál será este mercado para tomar decisiones comerciales en una primera instancia.

      Por su parte, analizar el mercado real implica el conjunto de individuos y organizaciones que adquieren el producto delimitado geográficamente. Es decir, es importante evaluar en qué zonas geográficas es factible introducir un nuevo producto o servicio que pueda responder a las demandas requeridas.

      Estos análisis van en consonancia con la obtención de la cuota de mercado, que es el porcentaje de ingresos de una empresa sobre el total de ventas de ese mercado. De esta forma, se  proporciona a las empresas una visión de alto nivel de sus resultados y puede ver qué tanto se diferencia de la competencia y cuál de ellos mirar con más atención. 

      Incluso es de utilidad realizar un análisis PESTEL, el cual sirve para hacer una revisión de las variables externas y circundantes que rodean a la organización y que pueden influir directa o indirectamente. Se trata de prever los factores, Políticos, Económicos, Sociales, Tecnológicos, Ecológicos y Legales. 

      Otra forma propicia de establecer un análisis externo en el modelado de negocio es calculando el análisis de brechas, que permite comparar el desempeño actual con el deseado. Es decir, hay una brecha entre “dónde estamos” y “a dónde queremos llegar”. Este análisis es propicio para desarrollar estrategias que permitan llegar al objetivo deseado y medir los recursos con los que se cuenta.

      <<< Área de dirección: importancia de una herramienta de planificación >>>

       

      Canvas 

      El modelado de negocio, además de los puntos anteriormente mencionados, contempla volcar estos datos en una herramienta que permita tener una visión amplia de todo el espectro de negocio.

      Es así como se aplica el modelo Canvas, una metodología de gestión estratégica que permite modelar el negocio. Cuenta con un formato de plantilla que se divide en 9 bloques, ofreciendo así un panorama global y simplificado de la empresa.

      Canvas permite visualizar y comprender la competitividad del negocio, como así también ayuda en la definición comercial. 

      Canvas se usa inicialmente, con técnicas visuales, intuitivas y de fácil compresión. En cada modelo, se contempla información sobre los clientes y la relación con ellos (¿Quién es el cliente? ¿Para quién se está dando valor dentro del mercado? ¿Quiénes son los clientes de mayor importancia?), la propuesta de valor (¿Qué me diferencia? ¿Qué valor ofrece mi producto o servicio?), los canales (digitales, tradicionales, físicos), ingresos y costos (¿Por cuáles de mis productos o servicios están dispuestos a pagar los clientes? ¿Cómo se generarán los ingresos? ¿Cómo se harán sostenibles?), actividades clave (¿Cuáles son aquellas actividades que son fundamentales para ejecutar la operación de mi negocio?), recursos necesarios y socios clave.

      Cada cuadrante de la plantilla se rellena con esta información, por lo que Canvas permite observar de manera global la interrelación de todos los elementos que engloban un modelado de negocio.

      Conclusión

      La esquematización de un modelado de negocio permite iniciarse en una actividad empresarial pudiendo tener en cuenta una serie de elementos que no pueden faltar a la hora de pensar la organización.

      Contar con un producto o servicio y volverlo monetizable es parte de esta parte inicial donde se analizan todas las variables pertinentes para comenzar a vender.

      ¿Qué te ha parecido éste artículo?
      Nuevo llamado a la acción

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      ¿Cuándo mi empresa está preparada para la planeación estratégica?

      ¿Cuándo mi empresa está preparada para la planeación estratégica?

      Cuando hablamos de planeación estratégica, existen varios mitos que están presentes en los altos mandos de las empresas. 


      Artículo completo

      Caso Webow: Un concepto de aceleradora diferente

      Caso Webow: Un concepto de aceleradora diferente

      Seguramente, hayas escuchado hablar del concepto de aceleradora de empresas. Se trata de instituciones cuya finalidad es financiar startups mediante un programa basado en convocatorias con un plazo...


      Artículo completo

      Adopción digital en LATAM: Perspectivas de crecimiento

      Adopción digital en LATAM: Perspectivas de crecimiento

      En América Latina, la pandemia del Covid-19 significó grandes transformaciones en el sector empresarial. Esta situación tan crítica marcó un punto de inflexión donde las organizaciones se vieron en...


      Artículo completo

      Volver al Business Insights