search
close
    search
    close

      Dirección empresarial: ¿Por qué hacemos lo que hacemos?

      Imagen del artículo

      La empresa que lleguemos a fundar debería responder a un por qué hacemos lo que hacemos antes de empezar a seleccionar el rubro o industria a la que pertenezca y los objetivos generales que queremos alcanzar como organización. Este puntapié inicial lo marca la dirección empresarial, que es el área ejecutiva responsable de establecer las directrices que conducirán a la empresa a lograr los objetivos de crecimiento y permanencia en el mercado.

      <<<“No te olvides de las personas” el lema que toda empresa podría seguir>>>

       

      Sin embargo, responder a este interrogante no es fácil ya que debes reflexionar sobre aquello que es importante para ti y que hace la diferencia de las demás cosas. Una buena respuesta podría ser porque nos apasiona hacer lo que hacemos y queremos emprender un negocio que nos permita plasmar ese entusiasmo por nuestra profesión, aquello en lo que somos capaces de destacarnos, pero a la vez ofreciendo un servicio a otras personas.

      La propuesta para este artículo es animarnos desde la dirección empresarial a repensar el por qué hacemos lo que hacemos, intentando establecer un parámetro sobre el cual apuntalar los objetivos que queremos lograr y que estos obtengan un valor genuino para los clientes y personas que conozcan nuestra marca.

       

      En la búsqueda del por qué hacemos lo que hacemos 

      Cuando te inicias en el mundo empresarial, lo normal es que tengas una especialidad o carrera en la que te desenvuelves con soltura y eficacia. 

      Si ya sabes lo que es trabajar como empleado, comprenderás que si diste el paso de emprender un negocio propio es porque sentiste que el crecimiento en tu antiguo puesto había llegado a su límite y que debías decidir entre arriesgar fundando una empresa que no limite tus expectativas o permanecer en la zona de confort de tu puesto de trabajo en relación de dependencia.

      Salir de la zona de confort significa que puedes seguir tus propios sueños en lugar de cumplir los de alguien más, gastando horas y energías de tu vida que no serán debidamente recompensadas cuando sabes que tienes mucho más para ofrecer con tu talento, experiencia y conocimientos.

      La mayoría de las personas que levantan una empresa piensan que cuentan con las herramientas necesarias para ser grandes líderes y que pueden desarrollar un modelo de negocio rentable a largo plazo mientras tengan el capital y las personas para llevarlo a cabo. 

      Si bien el capital es importante para sostener cualquier empresa, el capital humano lo es más porque permite materializar las ideas con acciones enfocadas hacia un propósito específico. Además sin las personas, una empresa no podría funcionar ni sobrevivir mucho tiempo. Entonces, si te estás preguntando por qué haces lo que haces, una buena respuesta podría ser “las personas son el porqué”.

      Por este motivo, no te enfoques directamente en obtener ganancias puesto que perseguir ese anhelo no te llevará a lograrlo realmente porque se trata de un ideal vacío, egoísta y narcisista. Si el por qué de un empresario responde solo al deseo de hacerse millonario y no de brindar valor al cliente, es mejor que se dedique a invertir en la lotería o en las criptomonedas. 

      En cambio, piensa que tienes algo para ofrecer a las personas y que el bien que produzcas te será devuelto en ganancias por las mismas personas que valoren tu propuesta de valor. ¿Hay algo mejor que hacer lo que nos gusta y que ese trabajo se traduzca en un producto o servicio que satisfaga las necesidades de las personas?

      <<<Checklist: KPI para la toma de decisiones en la dirección empresarial>>>

       

      Las personas son el porqué

      No fueron pocas las empresas que se iniciaron porque sus dueños partieron de una necesidad insatisfecha que el mercado no podía satisfacer. Si de repente te das cuenta que tienes un gusto sobradamente refinado por algo y ningún negocio puede colmar tus expectativas con respecto al producto o servicio que esperas recibir, probablemente es tu oportunidad de lanzar al mercado algo diferente. 

      Entonces, decides tú mismo crear el producto o servicio de tus sueños pero también para la gente, porque seguramente otras personas también tuvieron una inquietud similar y no saben cuánto podría solucionarles la vida. En consecuencia, inicias un negocio porque tienes algo de valor para ofrecer a las personas. 

      El dinero es solo el resultado de crear un producto enfocado en las personas. El verdadero éxito llegará cuando estas personas no solo sean fieles a tu marca, sino que la recomienden a otras personas porque confían en que les será entregado el mismo valor de calidad que a tus clientes. 

       

      <<< Perspectiva del cliente vs perspectiva del dueño >>>

      Lo que nos motiva como empresa y nos impulsa a seguir

      Queremos contarte que nuestro principal objetivo como consultoría está orientado a ayudar a otras empresas ofreciendo soluciones de valor para que optimicen sus procesos y mejoren su manera de trabajar, lo cual aumentará su productividad y la confianza entre los colaboradores. Las empresas y las personas deben ser tratadas con el mismo respeto y dedicación porque se retroalimentan.

      Si bien los procesos son importantes, las personas son más importantes aún, ya que representan el centro, el inicio y el fin. Tener la seguridad de lo que perseguimos, nos compromete a brindar las herramientas y la motivación necesaria para trabajar de la mejor manera posible.  

      A raíz de esto, buscamos transformar la manera en la que las empresas piensan sobre sus principales valores, logrando que se preocupen por la visión que desean transmitir a sus colaboradores, clientes y proveedores sobre ellos mismos como cultura empresarial. 

      En estos cambios que proponemos, la tecnología es nuestra aliada. Está al servicio de las personas y no al revés, porque no debe dejar de ser una herramienta de mejora para las personas que desafían sus límites cada día para vivir en un mundo en el que valga la pena habitar y relacionarse.

      <<<Área de dirección: importancia de una herramienta de planificación>>>

       

      En definitiva, la dirección empresarial de una empresa debe tener definida su visión, misión y valores, entregando un producto o servicio que sea valioso para sus clientes y que su compra haga a su negocio prosperar. 

      ¿Qué te ha parecido éste artículo?
      como lograr un crecimiento constante en tu empresa

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      ¿Cuándo mi empresa está preparada para la planeación estratégica?

      ¿Cuándo mi empresa está preparada para la planeación estratégica?

      Cuando hablamos de planeación estratégica, existen varios mitos que están presentes en los altos mandos de las empresas. 


      Artículo completo

      Caso Webow: Un concepto de aceleradora diferente

      Caso Webow: Un concepto de aceleradora diferente

      Seguramente, hayas escuchado hablar del concepto de aceleradora de empresas. Se trata de instituciones cuya finalidad es financiar startups mediante un programa basado en convocatorias con un plazo...


      Artículo completo

      Adopción digital en LATAM: Perspectivas de crecimiento

      Adopción digital en LATAM: Perspectivas de crecimiento

      En América Latina, la pandemia del Covid-19 significó grandes transformaciones en el sector empresarial. Esta situación tan crítica marcó un punto de inflexión donde las organizaciones se vieron en...


      Artículo completo

      Volver al Business Insights