search
close
    search
    close

      Caso Tesla: Re pensar los negocios

      Imagen del artículo

      Tesla es sinónimo de innovación e historia. Si por un lado, alude al nombre de un ingeniero eléctrico que inventó la corriente alterna superando en genialidad al mismo Edison, por el otro, representa una marca multinacional que en estos momentos se encuentra en la cúspide de su desarrollo empresarial, lanzando nuevos y disruptivos vehículos eléctricos que están sumando un público cada vez más amplio.

      <<<Caso Netflix: Modelo de negocio disruptivo>>>

       

      Sin duda, el nombre de Nicola Tesla inspiró a los fundadores de la popular multinacional automotriz por la notoriedad que alcanzó en las últimas décadas su figura, reivindicada por la ciencia, tras comprenderse que sus contribuciones aportaron un inestimable valor al progreso tecnológico, aunque en su momento haya sido injustamente ignorado por los científicos y por la historia en general. 

      Así como ganó en popularidad el nombre de Tesla, perdió imagen positiva la figura de Edison, porque se dijo que sus aportes a la ciencia eran producto de las ideas robadas al propio Tesla. Entonces, el mundo se inclinó hacia esta revelación y se comenzaron a viralizar por internet imágenes y frases supuestamente de su autoría que incrementaron más su adhesión en masa.

      Paralelamente a la reivindicación de la figura de Tesla, Martin Eberhard y Marc Tarpenning fundaron Tesla Motors en homenaje a sus eminentes logros. En este nuevo caso de estudio, te invitamos a conocer un poco más de cerca a la compañía Tesla, las iniciativas que desarrollaron en el último tiempo y cómo se prepara para desafiar a las grandes corporaciones tecnológicas en el futuro. Descubre el caso Tesla.

       

      Los orígenes de Tesla

      Tesla fue fundada en 2003 por Eberhard y Tarpenning, y entre sus primeros colaboradores estaba el empresario multimillonario Elon Musk, una figura muy conocida en los medios tanto por sus ideas de negocios como por sus escándalos a nivel personal. Entre las decisiones más polémicas de los últimos meses se encuentra la compra de Twitter. 

      En sus orígenes, fue General Motors la empresa que estaba interesada en comercializar vehículos eléctricos cuando retiró todos los ejemplares de Ev1 y los mandó a desguace. La compañía AC Propulsion tenía dos equipos trabajando en el desarrollo de un prototipo a electricidad, llamado T-Zero. El primer equipo estaba integrado por Martin Eberhard y Marc Tarpenning, mientras que al otro lo componían Elon Musk y JB Straubel. 

      El propósito de crear vehículos impulsados por energía renovable parecía inviable por los numerosos problemas que suscitaba, como el precio de las baterías, la escasa autonomía, el largo tiempo de recarga y la falta de infraestructura. Como creyó que no lo lograrían por separado, el presidente de AC Propulsion propuso aunar fuerzas para llevar a cabo el proyecto. Finalmente, Eberhard se unió al equipo de Musk y Straubel y juntos fundaron Tesla Motors.

      Musk, que ya tenía un imperio de negocios consolidado, tuvo la idea de desarrollar baterías para el almacenamiento de energía renovable. Después de invertir 6,5 millones de dólares en la compañía, lo nombró presidente, mientras que Eberhard quedaba como CEO y JB Straubel como CTO. De esta forma, Elon Musk se convirtió en el principal inversor de la organización, invirtiendo grandes cantidades de dinero en desarrollar vehículos eléctricos.

      Elon Musk invierte millones en Tesla y queda como nuevo CEO

      Posteriormente a una segunda ronda de inversión, Tesla Motors lanzó al mercado el primer prototipo llamado Tesla Roadster, un prototipo basado en Lotus Elise.A diferencia de este, el nuevo Tesla contaría con una carrocería de fibra de carbono en lugar de una con fibra de vidrio. Así, tras varias inversiones más del magnate, la compañía buscaba demostrar que el vehículo eléctrico podría competir con las mejores marcas de automóviles deportivos.

      El plan era muy ambicioso para llevarlo a cabo a gran escala, por lo que la empresa requirió una inversión mucho mayor de la que habían calculado y tuvo que recurrir a inversores externos. Los problemas económicos que sufrió durante los primeros años derivaron en una drástica reducción de personal, debido a un gasto excesivo, lo que desencadenó también el despido de Eberhard y varios ejecutivos de alto rango en 2008. 

      A principios de ese mismo año, NHTSA, una agencia del gobierno de los Estados Unidos, le otorga un préstamo de 43 millones de dólares que la salva de la quiebra. En tanto que Elon Musk continuaba generando jugosas rondas de financiación a la compañía, elevando aún más su monopolio con la empresa, a la que ya podía considerar suya. 

      Sin embargo, aún así no pudo recaudar los 100 millones que necesitaba para mantenerse a flote, por lo que Musk terminó haciéndose con el control total y dirección de Tesla, y muchos empleados fueron despedidos para intentar equilibrar los fondos que tenía con los negocios que su CEO pensaba desarrollar para escalar en el mercado.

      A pesar de las dificultades, Tesla logró recuperarse y hacer avanzar su negocio creando vehículos autónomos con energía sustentable, que si bien al principio eran costosos y los ejemplares eran en cantidades reducidas, en los últimos 4 años pudo incrementar la producción acercando los productos a los consumidores a través de tiendas online y tiendas físicas.

      <<<Caso Toyota: El poder de la reinvención>>>

       

      Caso Tesla: Modelo de negocio

      El modelo de negocio de Tesla busca acelerar la transición mundial hacia la energía sostenible. Este objetivo se realiza mediante los productos de movilidad propulsados por motores eléctricos. Asimismo, está construyendo la infraestructura para producir energía a partir de fuentes renovables, como la energía solar.

      Además de enfocarse en la industria automotriz, al unísono, Tesla ha ampliado el alcance de su modelo de negocio gracias al desarrollo de software, cuyas nuevas actualizaciones mejoran constantemente la calidad de sus vehículos. Un ejemplo de esta relación entre medio de transporte y software es la conducción autónoma, es decir, la capacidad de impulsar estos vehículos por medio de una aplicación de software.

      Tesla cuenta también con un modelo tecnológico de efectos de red multifacéticos, donde cuanto mayor sea el uso del software para registrar el kilometraje, más eficiente se vuelve. Y si además sumamos a esto la presencia de muchos coches Tesla circulando, la conexión o sincronización es mayor, lo que permitirá que estos vehículos eléctricos sean más convenientes que los tradicionales a gasolina.

      Como notarás, Tesla no es solo una empresa de automóviles, ya que se encuentra en transición para convertirse en un importante productor de energía renovable a través de los supercargadores e infraestructura de electricidad. Todo un homenaje para el padre de la corriente alterna.

       

      Ir directamente a los consumidores

      Si bien la mayoría de las empresas del sector automotriz vendían sus automóviles a través de concesionarios y franquicias, estas representaban gran parte de la industria obteniendo la mayoría de sus ganancias no solo con la venta de vehículos sino con el mantenimiento de estos a largo plazo. No obstante, desde el inicio, Tesla creyó más rentable desarrollar ventas minoristas que mantener la venta mediante concesionarios.

      Fue así que en 2008 Tesla abre en Los Ángeles la primera tienda que jugaría un papel decisivo en la educación de las personas sobre la marca, así como en el desarrollo del área de servicio al cliente. Al enfocarse en la experiencia del cliente, la empresa podía ofrecer una propuesta de valor diferencial, aunque sus productos tuvieran un costo alto. A medida que la empresa lograba ampliar su producción, fue más fácil venderle sus automóviles a la gente tanto desde tiendas online como desde tiendas físicas y ofrecer precios más asequibles.

       

      El punto de inflexión hacia el crecimiento exponencial

      Finalmente, le llega la gran oportunidad a Tesla (y a Musk) de implementar la fabricación en masa a través del Model 3. Se trata de un Sedán mediano de cuatro puertas con un precio base para atraer el consumo masivo, producido tanto en Fremont Factory como en la gigafactory de Shanghai.  

      Para lograr esto, la compañía comenzó a construir en 2014 una gigafactory, una fábrica gigante para su producción en masa que funciona solo con energía renovable. En un principio, Musk no contaba con esa energía, pero consiguió que la empresa SolarCity se la proporcionara. Sin embargo, cuando esta compañía empezó a sufrir problemas financieros, Elon Musk se encargó de hacer lo que mejor sabe hacer, comprarla y añadirla como parte de Tesla para beneficiarse de sus recursos.

       

      Subsidio por arrendamiento interno

      De forma similar a Apple, Tesla buscó que otros subsidien sus productos. Pero en lugar de permitir la subvención a partir de terceros, como hizo Apple con los operadores de telefonía móvil, la compañía decidió hacerlo a través del arrendamiento interno. Esta medida le permitió a Tesla mejorar sus operaciones de arrendamiento del Model 3 para promover el incremento de su parte subsidiando el vehículo y creando su propio contrato de arrendamiento.

      Esto puede traducirse en mayores ganancias. Solo en 2021, la empresa generó más de 1.64 millones de dólares en ingresos y un crecimiento interanual del 56% por su adicional de arrendamiento. Una estrategia más que conveniente para complementar la base de clientes que puede atraer fácilmente desde las plataformas online y tiendas físicas.

       

      La nueva era de los vehículos eléctricos de la mano de Tesla

      Hoy en día, Tesla puede considerarse una plataforma de negocios más que una empresa, puesto que no solo fabrica y vende vehículos, sino que también se ha convertido en un ecosistema tecnológico de generación y almacenamiento de energía. A partir del uso de esta, la compañía fabrica vehículos y baterías sustentables que, al ser eléctricos, dejarán de contaminar las calles. 

      Si bien son altamente costosos y siguen estando bastante fuera del presupuesto de millones de personas en el mundo, ya millones de personas en el mundo que sí tienen recursos económicos suficientes ya los están utilizando y comprobando sus beneficios. A este paso, no faltará mucho para que estos automóviles ecológicos estén al alcance de todos.

      <<<Caso Apple: Mantenerse en la cima>>>

       

      En palabras finales, el caso Tesla es quizá uno de los más interesantes que hemos analizado hasta ahora por la cantidad de matices que tiene. Desde un autoproclamado CEO, excéntrico y visionario que es noticia a cada instante, hasta la presencia de un modelo de negocio disruptivo, que apunta a romper paradigmas de la industria automotriz, generando vehículos autónomos eléctricos, Tesla se ha ganado un lugar destacado en el mercado mundial y en las expectativas de los consumidores y ni la pandemia ha logrado frenar su crecimiento.

       

       

      Casos de estudio

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      Human centric marketing: Cómo usar los datos a favor del cliente

      Human centric marketing: Cómo usar los datos a favor del cliente

      En los últimos años, el enfoque tradicional de marketing centrado en el cliente se ha convertido en un paradigma de inspiración para crear human centric marketing en la actualidad, es decir, un ...


      Artículo completo

      Rol estratégico de servicio al cliente: Valor agregado en los negocios

      Rol estratégico de servicio al cliente: Valor agregado en los negocios

      Llegará un momento en que la mayoría de las empresas se pongan como objetivo estratégico mejorar su servicio al cliente en un determinado porcentaje. Es allí cuando empieza a surgir de forma...


      Artículo completo

      Plan estratégico: La importancia de presupuestar tus objetivos

      Plan estratégico: La importancia de presupuestar tus objetivos

      El principal problema en la gestión por resultados que suelen atravesar las empresas a la hora de realizar un plan estratégico empresarial es no presupuestar correctamente. Por ejemplo, si tenemos el...


      Artículo completo

      Volver al Business Insights