search
close
    search
    close

      El impacto de un liderazgo deficiente en la transformación digital

      Imagen del artículo

      Hoy en día, la transformación digital es una realidad indiscutible que está cambiando la forma de trabajar en las empresas y de relacionarse en la vida cotidiana. El acelerado avance de la tecnología así lo ha permitido, y es por esto que las empresas tienen la necesidad y obligación de estar adaptadas a los distintos cambios del mercado para no quedarse atrás. No obstante, ninguna transición es sencilla y es posible que algunas organizaciones evidencien un liderazgo deficiente en la transformación digital

      <<<Automatización y transformación digital: la clave para el crecimiento>>>

       

      Generalmente, esta situación se genera en empresas tradicionalistas, a menudo, apegadas a una estructura organizacional más rígida y jerárquica, en donde prima la estabilidad a la innovación y el dinamismo. En estas circunstancias, los líderes empresariales deberán enfrentarse al desafío de sumarse a la nueva tendencia de digitalización o permanecer anclados a viejos modelos de gestión.

      La adaptación adecuada a la transformación digital dependerá en gran medida de las características que tenga un líder para implementar una gestión del cambio gradual pero sostenida en el tiempo. En este artículo, explicamos la importancia de ejercer un buen liderazgo en la transformación digital y cómo puede afectar un liderazgo deficiente en el proceso

       

      ¿Qué entendemos por liderazgo?

      El liderazgo es un conjunto de habilidades orientadas a conducir y guiar a un grupo de personas con el fin de alcanzar resultados. Si bien todo líder busca influenciar a su equipo a cargo para obtener un resultado determinado, también debe ser creativo e innovador motivando a las personas a demostrar la mejor versión de ellos mismos. No obstante, no debemos confundir el liderazgo con autoridad, porque generalmente un buen líder no impone su autoridad para lograr un objetivo sino que capacita y muestra el camino a seguir para formar futuros líderes.

      El líder verdadero no se queda con el conocimiento sino que lo transmite a sus colaboradores, no intenta moldear sino inspirar buenas prácticas y abrir la cabeza para que aprovechen al máximo todos los recursos disponibles. Un líder proporciona herramientas para que el colaborador produzca algo nuevo utilizando lo aprendido. El líder dirige, coordina, sugiere, corrige, capacita y celebra los logros de cada trabajador, y además, los involucra en nuevos proyectos.

       

      ¿Qué entendemos por transformación digital?

      La transformación digital es el efecto global y social del proceso de digitalización, por lo que la conversión de lo analógico a lo digital ha permitido abrir nuevas oportunidades para transformar los modelos de negocios de las empresas. Remite a la necesidad de implementar las nuevas tecnologías del mercado en el marco de una mejora de los procesos empresariales, en donde las organizaciones sitúan a las personas en el centro.  

      <<<¿Cómo lograr un verdadero camino de transformación digital?>>>

       

      Impacto de un liderazgo deficiente en la transformación digital

      Existen varias características que describen a un liderazgo deficiente y es importante conocerlos para reducir el impacto en la transformación digital.

      1. Resistencia al cambio. 

      Hay muchos líderes que son más apegados al modelo tradicional de gestión verticalista, y por esta razón suelen presentar resistencia al cambio. Su justificación se basa principalmente en una desconfianza en la tecnología por suponer que su avance significa una amenaza para el trabajo humano. Este razonamiento gira en torno a que si se utilizan cada vez más herramientas digitales menos necesarias serán las personas.

      Sin embargo, esto está lejos de aproximarse a la verdad, ya que la tecnología busca estar al servicio de las personas y no al revés. La tecnología no deja de ser una herramienta, un medio para alcanzar un objetivo, no el objetivo en sí mismo. Si las personas no ponen en funcionamiento máquinas y herramientas tecnológicas, estas no podrían cumplir con ninguna tarea porque no se activan espontáneamente. Sigue dependiendo de la acción humana.

      Un líder deficiente se resiste al cambio de la transformación digital no solo al temer que el trabajo humano sea reemplazado por la tecnología sino que además supone que invertir en ella representa un costo excesivo para la empresa y que la inversión no vale el sacrificio. En cambio, antes que gastar dinero, el mal líder prefiere gastar su talento humano realizando hasta el cansancio tareas repetitivas que podrían automatizarse, sin darse cuenta que termina gastando más en personal que en la tecnología propiamente dicha.

      Esto sucede porque las personas se hartan de hacer siempre las mismas tareas que no aportan valor, en lugar de ocuparse de acciones más estratégicas y, a largo plazo, terminan abandonando la empresa, por lo que la rotación de personal se vuelve habitual en esas organizaciones donde los líderes manifiestan resistencia al cambio.

      2. Apego al trabajo presencial.

      Con el auge de las nuevas tecnologías, sobre todo para empresas digitales y tiendas e-commerce, cada vez son más las empresas que al digitalizarse deciden trabajar de manera remota o al menos implementar la modalidad híbrida. La pandemia impulsó aun más está tendencia, y hasta el día de hoy numerosas compañías están experimentando los beneficios de no depender de la oficina.

      No obstante, un líder deficiente que se resiste a la transformación digital en su empresa mantendrá la presencialidad a ultranza y el control de las actividades de sus colaboradores. A este líder la simple idea del trabajo remoto le produce escalofríos, por lo que prefiere continuar en la oficina para no utilizar canales de comunicación corporativos fuera de WhatsApp y el correo electrónico. 

      3. Desconfianza en los canales de comunicación digitales.

      Siguiendo con el apartado anterior, los líderes reticentes al cambio digital desconfían de los canales de comunicación porque piensan que el mensaje puede perderse o ser malinterpretado. Si bien esto puede suceder, no es una condición excluyente para que se suprima la posibilidad de usar canales, sobre todo porque son más inmediatos que un mail y más formales que WhatsApp. 

      4. Falta de capacitación a los colaboradores en herramientas digitales. 

      Otro aspecto de liderazgo deficiente en la transformación digital es, cuando finalmente se incorpora alguna tecnología, la falta de capacitación a los colaboradores en su manejo adecuado. Esto va a provocar que la tecnología se convierta en un obstáculo para realizar el trabajo en lugar de ser una facilidad para hacerlo más rápido porque el personal no sabrá cómo utilizarla correctamente.

      En consecuencia, de nada servirá que efectivicen la transformación digital si no capacitan a las personas para sacarles el máximo provecho mejorando la productividad y la eficiencia. 

      5. Automatizar todos los procesos sin analizar si realmente los necesita.

      Ahora bien, también está el otro extremo, los líderes ansiosos por el cambio que apenas tienen la oportunidad contratan un software incluso sin estar seguros si lo necesitaba su empresa. Aunque existen tareas que pueden agilizarse con la tecnología, no todas lo requieren, ya que depende del proceso en sí. Automatizar solo por pretender estar a la vanguardia no va a mejorar el desempeño de los colaboradores

      La mejora solo será posible a través de la comprensión de la cultura interna. Esto implica conocer perfectamente los objetivos a los que se quiere llegar y planificar las acciones para alcanzarlos. La automatización permitirá que el tiempo de los procesos se acelere y los resultados se obtengan más rápido y sin reducir la calidad.

      <<<¿Qué valor aporta la transformación digital a las PyMES?>>>

       

      En síntesis, el liderazgo deficiente en la transformación digital va generar entornos de resistencia al cambio, apego al trabajo presencial, desconfianza en los canales de comunicación, falta de capacitación a los colaboradores en herramientas digitales, o bien, una implementación apresurada de tecnología sin analizar el estado de la empresa. Como hemos observado, tanto resistirse al cambio como precipitarse a este, son decisiones desacertadas y extremas que solo pueden ocasionar una mala experiencia con la digitalización, en lugar de convertirse en una oportunidad de crecimiento.

      ¿Qué te ha parecido éste artículo?
      Nuevo llamado a la acción

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      Insurtech: Transformación digital aplicada a los seguros

      Insurtech: Transformación digital aplicada a los seguros

      Las tendencias actuales del mercado, así como las necesidades de los consumidores orientan el desarrollo de los negocios hacia caminos digitales. Con el tiempo, cada vez menos procesos requieren la...


      Artículo completo

      Cómo indexar su sitio en Baidu en 2022

      Cómo indexar su sitio en Baidu en 2022

      Baidu es el motor de búsqueda más grande de China con una cuota de mercado del 79,49 % (2021). Ser indexado en Baidu es sinónimo de Google, excepto que, si no lees chino, es mucho más difícil.


      Artículo completo

      ¿Por qué no funcionan los sitios web en China?

      ¿Por qué no funcionan los sitios web en China?

      No todos los clientes saben que, en China, sus sitios web no se ven correctamente como en el resto del mundo. Por lo tanto, en este artículo, te contaremos las razones por las que esto sucede y cómo...


      Artículo completo

      Volver al Business Insights