Home Office vs. trabajo presencial. ¿Qué modalidad elegir?

Imagen del artículo

La modalidad home office comenzó extendiéndose a la mayoría de los sectores empresariales como una alternativa para superar las barreras geográficas de los colaboradores que se encontraban a demasiados kilómetros de distancia para viajar todos los días con vehículo. 

También supuso una ventaja competitiva para las empresas en crecimiento que no tenían establecimiento físico y preferían invertir en tecnologías que en mantenimiento, ya que la tecnología permite precisamente conectarse y trabajar desde cualquier lugar. 

<<< De la oficina al home office (y viceversa): cómo lograr ser adaptable >>>

El objetivo de este artículo busca poner en tensión las modalidades home office vs trabajo presencial para intentar establecer, si esto es posible, cuál es mejor o conviene más para el crecimiento de las empresas, en un panorama que abarca el contexto actual hasta dentro de al menos tres años.

Home office: de alternativa de trabajo a realidad empresarial.

En un principio, el home office o teletrabajo no representó una amenaza para el trabajo presencial, ya que la modalidad de oficina continuaba muy vigente y era la predilecta por la mayoría de las empresas porque mantenía el contacto permanente de las personas involucradas en proyectos y actividades en conjunto. 

<<< De la oficina al home office (y viceversa): cómo lograr ser adaptable >>>

Por lo tanto, era más sencillo planificar objetivos y cronogramas desde una reunión presencial, en donde se podía simplemente levantar la mano para preguntar, sugerir o impugnar, que intercambiar datos e ideas desde un chat de empresa. 

En pocas palabras, el home office era una alternativa cuando la presencialidad no era posible, pero no una realidad para el resto de los trabajadores que no estaban separados de su oficina por largas distancias.

Sin embargo, la pandemia logró que el home office se convirtiera en una realidad más segura que la modalidad presencial, puesto que evitaba el contacto entre las personas, pero a la vez no impedía realizar las actividades y tareas que demandaban las empresas. 

Alrededor del 21% de las empresas están implementando el home office como una prestación cualitativa. Esta tendencia es más fuerte en el sector tecnológico y la adoptan más la generación millennials.

<<< El éxito del home office: Coordinación de equipos remotos >>>

Es más, en muchos casos, las estadísticas demostraron que en la modalidad home office los colaboradores son más productivos porque se sienten más cómodos trabajando en su propio entorno familiar, sin tantas reuniones y distracciones como a veces hay en las oficinas. Lo cierto es que en el home office las personas pueden hacer una mejor selección de la información porque la distancia los obliga a definir reuniones programadas y breves donde se discutan temas puntuales. 

El resto del tiempo queda a criterio del trabajador elegir el horario laboral en la modalidad home office. Además el uso de herramientas tecnológicas con conexión a internet tiene la ventaja de permitir la flexibilidad de la rutina, siempre y cuando las actividades y tareas se realicen. 

Home office vs. trabajo presencial post pandemia.

La pandemia aceleró el proceso de cambio hacia la modalidad home office o teletrabajo, lo que propició que se comenzaran a valorar las ventajas de trabajar desde la casa y la fortuna de contar con herramientas tecnológicas disponibles para prescindir del trabajo presencial sin frenar la actividad comercial de la empresa. 

Más de un año después del comienzo de la pandemia y tras haber adoptado la modalidad de home office casi permanente, las empresas abren el debate sobre si regresar al trabajo presencial, continuar haciendo home office o equilibrar ambas modalidades en un trabajo híbrido que permita explotar los beneficios de las dos. 

Como probablemente te encuentres en una situación similar ahora que estamos en plena inmunización colectiva y se prevé la vuelta del mundo a un cierto estado de normalidad, enumeramos a continuación las ventajas y desventajas, tanto del home office como del trabajo presencial, a fin de promover un criterio más objetivo, que despeje toda clase de prejuicios de uno y de otro.

Ventajas del home office. 

  • Flexibilidad de horarios: mayor autonomía sobre el horario de trabajo para administrar el tiempo.
  • Responsabilidad individual: permite tener autodisciplina y establecer una estructura de trabajo.
  • Menos tiempo de desplazamiento: se evita el tráfico al no haber necesidad de viajar al lugar de trabajo.
  • Mejora la calidad de vida: permite lograr un balance entre la vida laboral y personal.
  • Aprovechamiento de la tecnología: el 75% del trabajo se basa en el uso de herramientas tecnológicas, que  han demostrado un avance en la gestión de empresas y en la forma en que operan. 
  • Reducción de costos: de infraestructura, producción y energía.

Desventajas del home office.

  • Distracciones: las actividades del hogar pueden distraernos de nuestras obligaciones laborales.
  • Tendencia a trabajar más horas: al ser un horario más flexible, también es posible llegar a trabajar más horas. 
  • Ausencia de ambiente laboral: las relaciones laborales entre los colaboradores es importante y el home office no permite la interacción personal.
  • Interrupción entre la vida laboral y personal: la demanda de trabajo puede generar que no nos quede tiempo para la familia. Por eso es importante tener disciplina para establecer un horario.
  • El trabajador es el propio soporte técnico: si se te corta la conexión internet, tú mismo debes solucionarlo porque estás en tu casa.

Ventajas del trabajo presencial.

  • Facilita el entendimiento. La comunicación escrita requiere más trabajo que la comunicación verbal y espontánea. Con el trabajo presencial se evitan malentendidos y que la comunicación entre los miembros del equipo vaya menguando progresivamente debido al esfuerzo extra que implica.
  • Facilita el aprendizaje. Con una colaboración más estrecha, se trazan sinergias entre trabajadores, que pueden ayudarse más fácilmente.

  • Es bueno para la salud emocional. Un excesivo aislamiento puede provocar ansiedad o, por el contrario, apatía.
  • Facilita la concentración. Las oficinas están diseñadas para favorecer la productividad de los colaboradores mediante el ambiente, la luz, el mobiliario, los recursos técnicos.
  • Ayuda a desarrollar el sentimiento de pertenencia a la empresa. El contacto diario hace que los trabajadores sientan que son parte de un equipo.
  • Facilita la integración de nuevos miembros. La inclusión en el espacio físico de trabajo facilita la integración de los trabajadores que se incorporan: sin charlar con nadie informalmente o tomar un café es difícil que el colaborador aprenda las dinámicas y los roles del equipo.

Desventajas del trabajo presencial.

  • Dificulta la conciliación de los trabajadores con su vida personal, ya que tienen que emplear tiempo en desplazamientos, lo que dificulta pasar más tiempo con la familia. Esto puede provocar que se pierda talento en la empresa.
  • Puede afianzar la cultura del presencialismo. Haciendo que progresen en la empresa aquellos que se ‘dejan ver’ más en la oficina.
  • En situaciones como las provocadas por la pandemia, implica tener que tomar medidas de prevención sanitaria (ventilación, higienización, registro de contactos, etc.) para garantizar la seguridad de los trabajadores.
  • Puede ahorrar costos en el mantenimiento de la oficina o los suministros. Aunque, con la aprobación de la Ley de Teletrabajo, las empresas incurrirán en costos diferentes, ya que si el teletrabajo se efectúa desde el hogar, deberán suministrar a los colaboradores los materiales o medios necesarios, como sillas ergonómicas o cubrir parte de la factura de internet o luz del trabajador (según lo acordado en la negociación colectiva).

Como habrás podido observar en el home office vs trabajo presencial, ambas modalidades son efectivas para desempeñar las distintas actividades y tareas que exigen las empresas en la actualidad.

Presentan ventajas como desventajas: mientras que el home office te hace ahorrar en desplazamiento, permitiéndote una mayor disponibilidad de tu tiempo para fraccionarlo según tus necesidades y obligaciones, el trabajo presencial ofrece el ambiente laboral y productivo que permite un mayor aprovechamiento del tiempo y aprendizaje de los conocimientos concernientes a funciones específicas de la empresa, que quizá sea más difícil adquirir desde la soledad del home office. 

En función de todo lo expuesto, decir cuál modalidad es mejor o recomendarte qué elegir dependerá pura y exclusivamente de las necesidades de tu empresa. Para las empresas jóvenes y en crecimiento que han progresado con la modalidad home office, quizá deberían continuar de esa manera, aunque estableciendo un cronograma de reuniones presenciales cada cierto periodo de tiempo para la planificación estratégica y definir objetivos. 

Las empresas más grandes que estaban más acostumbradas al trabajo presencial, para retornar a las oficinas, mínimamente deberían establecer un control estricto de los protocolos sanitarios mientras queden resabios de la pandemia. Ahora bien, si no te quieres decantar por una ni por otra como solución definitiva, el trabajo híbrido puede significar la diferencia prudente entre tu zona de confort y tu zona de riesgo. 

Home office

¿Quieres compartirlo?

¿Nos dejas un comentario?

Urgente vs Importante: El costo de la ineficiencia

Urgente vs Importante: El costo de la ineficiencia

En el mundo globalizado actual está comprobado que los tiempos se han acelerado visiblemente y hay exigencias para realizar la mayor cantidad de actividades en el menor tiempo posible porque...


Artículo completo

El caso Nokia: Caída y ascenso

El caso Nokia: Caída y ascenso

Las multinacionales no siempre constituyen una garantía de éxito permanente por más que se las considere indestructibles al paso del tiempo y vanguardistas en términos de innovaciones tecnológicas.


Artículo completo

Costos ocultos: ¿Qué sucedió con mi rentabilidad real?

Costos ocultos: ¿Qué sucedió con mi rentabilidad real?

Muchas empresas que calculan el costo real por unidad de su producto a menudo se quedan perplejos ante el precio final una vez que está listo para el mercado. A pesar de los mejores esfuerzos para...


Artículo completo

Volver al Business Insights