search
close
    search
    close

      Visión integral del aporte de la planeación estratégica a las empresas

      Imagen del artículo

      Dentro de la gestión por resultados, la planeación estratégica implica evaluar dónde estamos parados, a dónde debemos ir y qué herramientas necesitamos para lograrlo. En la gestión por resultados, apoyarse en la planeación permite a las empresas lograr una visión mucho más amplia o integral de los objetivos estratégicos, proyectos y procesos que abarcan a toda la organización. 

      <<¿Cómo la gestión por resultados puede alinear una empresa?>>>

       

      Dedicarle tiempo a la planeación estratégica efectiva ayudará a trazar el camino hacia donde quieres que tu empresa se encamine, aunque en el trayecto encuentres obstáculos o inicialmente no cuentes con los recursos necesarios para ejecutar el plan que deseas. Existen muchos factores a la hora de considerar la planeación estratégica, pero uno de los más importantes es el mercado objetivo, que permitirá materializar esa estrategia en el logro de tus objetivos organizacionales.

      En perspectiva, la planeación estratégica brinda solidez a la gestión empresarial, desde la definición de objetivos hasta el rendimiento de los procesos diarios. En artículos anteriores, hemos venido hablando de los riesgos de no planificar y de cuándo es el mejor momento para implementar una planeación en una organización. En este artículo, nos enfocaremos en descubrir el aporte de la planeación estratégica a las empresas. 

       

      Aporte de la planeación estratégica a las empresas

      Sin planeación estratégica, que es conocer el estado actual de tu negocio y hacia dónde quieres que vaya, la mayoría de los negocios fracasarán. Un plan estratégico te permite ver qué es importante, cómo llegar allí, las trampas que debes evitar y el ruido que debes ignorar. A continuación, analizamos algunas de las razones por las que la planificación estratégica es importante y cómo implementarla

      1. Traza un norte a seguir.

      La planeación estratégica es crucial para una empresa que desea lograr objetivos a largo plazo, ya que diseña un mapa para que la organización lo siga y corrija el rumbo cuando sea necesario. La primera parte de un plan estratégico es el plan de negocios, que describe el propósito del negocio, los presupuestos, las metas y la declaración de la misión.

      2. Evalúa el estado actual de tu negocio.

      Tomarse el tiempo para evaluar tu negocio de manera continua te permitirá determinar qué tan bien se adhieren los resultados a tu plan. Este conocimiento te brindará la clave para realizar ajustes o duplicar la forma en que se está ejecutando el negocio. Comunicar tu plan estratégico a tus colaboradores es fundamental para que todos estén en la misma sintonía y trabajen hacia los mismos objetivos.

      3. Identifica fortalezas y debilidades de tu negocio.

      Al trabajar por procesos y proyectos, la revisión y el seguimiento de tu planeación estratégica resaltarán las fortalezas y debilidades de tu negocio para que puedas continuar con lo que funciona bien y eliminar lo que obstaculiza el crecimiento de tu empresa.

      La forma en que lleves a cabo la planeación estratégica dependerá de muchas variables, incluido el tamaño de tu empresa, el marco de tiempo incorporado y tus preferencias personales. El estilo de plan más común es el basado en metas. En este tipo de plan, establece objetivos para el negocio (financieros y no financieros) y traza los pasos necesarios para alcanzar esos objetivos.

      <<<Planificación y gestión de riesgos: Por qué y cómo realizarla>>>

       

      La pirámide de la gestión por procesos: Una visión integral de la planeación estratégica

      Como hemos afirmado en artículos anteriores, trabajar por procesos en la planeación estratégica empresarial implica considerar los 3 pilares fundamentales de los que se compone una organización correctamente estructurada: las personas, los procesos y las tecnologías. Las personas representan el motor que impulsa a las empresas para alcanzar sus objetivos y metas organizacionales. 

      Son quienes ejecutan los procesos y proyectos para cumplir con tareas y actividades destinadas a contribuir diariamente con el logro de dichos objetivos, valiéndose de herramientas tecnológicas para aumentar la productividad y la eficiencia de sus procesos, a fin de ahorrar en trabajo manual y tiempo que puede ser empleado en acciones que aportan mucho más valor para la empresa. 

      Los procesos conforman el conjunto de secuencias en que se divide y estructura una actividad determinada y asignada por un líder a un responsable que deberá cumplirla en un plazo de tiempo establecido por el mismo líder. A la vez, cada secuencia se corresponde con una tarea específica que irá gradualmente completando el proceso de la actividad a realizar. Sin estos procesos, las personas que trabajan en alguna actividad no podrían seguir una rutina de trabajo ordenado y estarían obligadas a improvisar.

      En este sentido, los procesos aportan simpleza a las operaciones porque aprovecha un mínimo de los recursos para obtener el máximo beneficio en los resultados de las actividades y tareas puestas en ejecución, lo que además permitirá que las ganancias recuperen la inversión realizada y devuelvan un ROI mucho más rentable para la empresa.

      La tecnología es la que ayuda a automatizar procesos para hacerlos más eficientes. Sin embargo, por sí sola la tecnología no puede realizar el trabajo de las personas aunque se utilice la inteligencia artificial más avanzada. Tampoco puede optimizar procesos no formalizados, porque las herramientas tecnológicas aportan valor allí donde se ha identificado el problema o una necesidad

      Por tal motivo, la tecnología es un complemento de los procesos que contribuye a aprovechar mejor los recursos aumentando la productividad de las personas. En esta pirámide que forman los 3 pilares de la gestión por procesos: personas, procesos y tecnología, es donde la planeación estratégica se apoya y opera para encaminar los objetivos estratégicos hacia su ejecución exitosa, brindando visibilidad a toda la organización.

      <<<Objetivo estratégico: ¿Qué es y cómo definirlo?>>>

       

      En pocas palabras, el principal aporte de la planeación estratégica a las empresas es convertirse en la ruta hacia donde tu empresa quiere llegar con sus objetivos manteniendo la visión. Ayuda no solo a dirigir las acciones de crecimiento de tu organización sino también a evaluar el lugar que ocupa tu negocio en el mercado actual y, a partir de ese análisis, definir las estrategias en un plan de negocio adecuado con objetivos generales para impulsar el despegue hacia una economía de escala. 

      ¿Qué te ha parecido éste artículo?
      Nuevo llamado a la acción

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      Diferencias entre estudios de mercado cuantitativos y cualitativos

      Diferencias entre estudios de mercado cuantitativos y cualitativos

      En artículos anteriores, se ahondó acerca de los estudios de mercado y su importancia dentro de la planeación estratégica. Ahora bien, es importante distinguir  dos grandes tipos de estudio: los...


      Artículo completo

      Caso Ramo: Expansión de negocio exitosa

      Caso Ramo: Expansión de negocio exitosa

      A veces, las mejores ideas de negocios surgen de un arrebato de inspiración. Así podríamos asegurar que le ocurrió a Rafael Molano Olarte, el fundador de la empresa colombiana Ramo, todo un epítome...


      Artículo completo

      Cambios en el ecosistema de pagos: ¿Qué se espera para 2023?

      Cambios en el ecosistema de pagos: ¿Qué se espera para 2023?

      Una de las novedades de los últimos dos años son los pagos y cobros virtuales: cada vez son más los usuarios que prefieren hacer transacciones de dinero a través de una app en lugar de utilizar...


      Artículo completo

      Volver al Business Insights