Problemas financieros: ¿Cómo manejarlos?

Imagen del artículo

Los problemas financieros en las empresas pueden generar diferentes escenarios posibles en donde la salud financiera se encuentre en peligro o bajo amenaza de crisis económica por deuda, estancamiento, baja rentabilidad, riesgo de bancarrota, etc., por lo cual es fundamental poder anticiparse a que sucedan, si está dentro de nuestras posibilidades. 

<<<¿Cuál es el objetivo de las finanzas en una empresa?>>>

 

Pero si esto no es posible, al menos contar con las herramientas necesarias para brindarles soluciones efectivas que minimicen los riesgos y eviten nuevos problemas en el futuro.

 

¿Qué son los problemas financieros?

Los problemas financieros son acontecimientos  imprevistos de una empresa que generan desviaciones en la planificación financiera previamente realizada, obligando a los ejecutivos a tomar acciones correctivas inmediatas para evitar pérdidas sustanciales que pongan en riesgo la continuidad de una empresa. 

Muchas veces suponemos que resolver los problemas financieros es una tarea inherente al área de finanzas, pero pensar esto es un error, puesto que todas las áreas participan en la concreción de objetivos, definidos previamente por la dirección. Si una o más áreas no alcanzan los objetivos que se plantean, estos malos resultados van a repercutir en las finanzas de la organización y un problema financiero puede poner en jaque a toda la compañía.

El objetivo de este artículo es identificar los problemas financieros más comunes que pueden manifestarse en una empresa y las posibles soluciones para evitar que vuelvan a ocurrir más adelante. A continuación, elaboramos una lista de consejos prácticos para resolver los problemas financieros exitosamente.

1. Restructuración financiera. 

La reestructuración es una medida proactiva que puede ayudarte a identificar las causas que ocasionaron los problemas financieros, como por ejemplo, una deuda a proveedores. Al evaluar las debilidades de tu empresa, podrás eliminarlas y concentrarte en las fortalezas. Esto evitará cualquier daño adicional para poder trabajar en la resolución y garantizar la supervivencia.

En este sentido, puedes crear un nuevo plan de ejecución de tareas en donde se minimice el número de errores. Por ejemplo, si tienes dificultades en el departamento de ventas, elabora un nuevo embudo que mejorará el proceso y acercará a los clientes, favoreciendo las relaciones comerciales que cierran ventas.

2. Acciones puntuales para mejorar flujo de caja.

Si tienes problemas de flujo de caja, es posible que tu empresa esté en riesgos, puesto que sin dinero entrante, no puedes pagar extractos, facturas y otros gastos comerciales. Debes vigilar de cerca el flujo de caja siempre que puedas para administrarlo correctamente.

En primer lugar, cobra tus deudas. Sabemos que el mundo atraviesa una crisis sanitaria que a la vez produjo una crisis económica no menor, pero esperando indefinidamente a tus deudores no lograrás salir adelante. 

Prueba hacer un inventario de tus existencias, ya que podrías estar acumulando productos sin vender las cantidades previstas. Si ya tienes una gran cantidad de un producto, es recomendable detener la producción del mismo y comenzar con otro. De esta forma, ahorrarás tus recursos y aumentarás tus ventas

3. Organizar tus gastos.

Hacer una lista con los pagos de cada mes y organizarlos según el orden de prioridades puede ser una buena medida para reducir los problemas financieros. No importa qué tan pequeño sea el gasto, debe incluirse en esta lista. Determina cuáles son urgentes, cuáles puedes pagar más tarde y cuáles puedes descartar

Toda empresa tiene gastos innecesarios en su presupuesto, pero en el momento en que aparecen los problemas financieros, estos se convierten en un peso muerto. Otra forma de regular los gastos es buscando proveedores y recursos más económicos o negociando un mejor trato con los existentes.

<<<Finanzas: ¿Cómo medir la salud financiera de tu empresa?>>>

 

4. Pagar las deudas en primer lugar.

En el caso de que te encuentres en liquidación y baja voluntaria de los acreedores, busca los medios más rápidos y disponibles para abonar tus deudas. Esto significa considerar la posibilidad de pedir préstamos, poner tus propiedades privadas bajo una etiqueta o vender productos a precios de descuento para cobrar el dinero. 

Si no puedes lidiar con la deuda, contrata a un contador profesional que realice una evaluación de tus deudas y tu situación financiera actual, a fin de que pueda asesorarte en el próximo paso a seguir sin que sea una decisión precipitada. 

En el momento en que obtengas algunos fondos, paga a los acreedores más urgentes. Luego continúa hasta que puedas liquidar todas tus deudas. 

Sin embargo, no caigas en el error que incluso cometen algunas empresas de reducir el personal para poder recuperar los fondos suficientes para pagar las deudas, ya que es ingenuo hacer responsable a los trabajadores por las malas decisiones de sus gerentes, salvo en circunstancias en que sea realmente necesario y justificado un despido. 

Pero la cesantía de trabajadores en la actualidad es una práctica que, a menos que se ejerza en un país donde no existan los derechos de los trabajadores, le genera muchos más costos a una empresa debido a las indemnizaciones laborales por despido que si mantiene al personal. 

5. Aumenta tu base de clientes.

Sin una buena base de clientes, no puede haber negocios rentables, y es muy probable que a largo plazo tendrás toda clase de problemas financieros por escasas ventas. Para lograr esto, concentra tus esfuerzos para motivar la compra de tus clientes

Asimismo, prueba a desarrollar canales de comunicación de atención al cliente, para que dejen por sentadas sus quejas y comentarios más urgentes. A través del marketing digital también puedes impulsar la conversión, atrayendo más clientes que se enamoren de tus productos y promocionen tu marca.

Es fundamental que para obtener los resultados adecuados te intereses por tus clientes, tus campañas estén enfocadas en brindar productos o servicios que satisfagan todas sus necesidades y expectativas. Mantener un flujo constante de ventas es una de las mejores estrategias para evitar los problemas financieros, porque mientras haya ganancias, no habrá deudas. 

<<<Cómo realizar una auditoría financiera completa y optimizar el gasto>>>

 

En resumen, si has notado que tienes problemas financieros que amenazan las finanzas de tu empresa, pon en práctica estos consejos y verás que puedes resolverlos mucho más rápidamente de los que esperabas y sin realizar grandes sacrificios o tomar decisiones que afectan negativamente a terceros.

 

 

como lograr un crecimiento constante en tu empresa

Descárgalo y leélo después.

Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

×

¿Quieres compartirlo?

¿Nos dejas un comentario?

Caso Bimbo: ¿Cómo internacionalizar una marca?

Caso Bimbo: ¿Cómo internacionalizar una marca?

¿Quién no conoce o ha consumido el pan Bimbo alguna vez? Es rico, fácil de combinar con alternativas saladas y dulces, y además es económico. Sin duda, la multinacional mexicana ha sabido...


Artículo completo

Inteligencia artificial: El impacto en LATAM

Inteligencia artificial: El impacto en LATAM

La inteligencia artificial se está expandiendo a nivel mundial en los últimos años de manera progresiva, por lo que no es casualidad que en Latinoamérica también esté causando un impacto...


Artículo completo

Perspectiva del cliente vs. perspectiva del dueño

Perspectiva del cliente vs. perspectiva del dueño

La manera de vender ha cambiado en las últimas décadas, porque las empresas tuvieron que adaptarse a un progresivo aumento de la demanda, que obedecía a un mercado más flexible y más productivo ...


Artículo completo

Volver al Business Insights