15 problemas que el software no le resolvió a ninguna empresa

Imagen del artículo

Un motivo de debate en el mundo empresarial y de la industria del software es sin duda el supuesto de que un software, sea de la naturaleza que sea, puede comportarse como si de un humano se tratara. Pero, como veremos a lo largo de este artículo, un software es apenas una herramienta, el medio por el cual se hacen un poco mejor las cosas, no la finalidad en sí.

<<<Ranking de ERP: ¿Cuáles son los más reconocidos?>>>

 

A continuación, enumeramos el listado de los 15 problemas que el software no le resolvió a ninguna empresa y las causas de sus limitaciones frente a la inteligencia humana. 

1. Un software no favorece la colaboración entre las personas.

La herramienta puede favorecer al equipo, pero no lo va a volver colaborativo porque ya no depende de las funcionalidades del software hacerlo más productivo, sino de otras variables, como el compromiso del personal, la motivación laboral, la capacidad de formación y el clima laboral.

2. No puede resolver que la colaboración esté en tiempo real.

Por más que un software ayude a dar visibilidad a la información y se manejen indicadores de rendimiento, hay datos que tardan en llegar a destino, porque dependen de una conexión remota y de que otros colaboradores reciban las notificaciones sobre el progreso de los procesos.

3. Los nuevos software no ahorran costos. 

Depende del momento correcto y que la implementación sea exitosa, de lo contrario, resultará un costo elevado que afrontar para la empresa. Es importante, antes de cualquier nueva implementación de software, realizar un mapa y revisión de procesos, a fin de entender si es viable o no la tecnología de una herramienta digital.

4. Un software no mejora la relación con el cliente. 

Excepto que se tomen acciones y se desarrollen procesos para detectar una oportunidad de mejora con el cliente, a partir de la información procesada en una base de datos para la gestión de clientes, como los CRM.

5. Un software no mejora el rendimiento comercial. 

Son las personas las que necesitan una herramienta para mejorar algunas tareas del proceso, como la carga manual de datos que retrasa el tiempo de cualquier equipo. El rendimiento comercial será el adecuado en la medida en que los colaboradores estén capacitados para ejecutar un proceso de ventas de manera efectiva y que este obtenga buenos resultados.

6. El software no mejora el cumplimiento de los vencimientos en actividades como la gestión de proyectos. 

Solo ayuda a que el equipo obtenga mayor visibilidad, ya que el mayor trabajo es humano. Si bien un software va a ayudar, esa herramienta no va a terminar un proyecto o cualquier tarea por uno mismo. Sí es más amigable e intuitiva, pero quien marca lista una tarea es el trabajador humano, no la plataforma. 

7. El software no va a hacer que el equipo sea más productivo.

La implementación de un software va a favorecer las condiciones para que el equipo sea más productivo, pero no va a resolver las limitaciones para organizar los flujos de trabajo de cada colaborador.

<<<ABC del Software como servicio (SaaS)>>>

 

8. No resuelve los problemas de estructura organizacional. 

Si tus equipos están mal distribuidos o no trabajan por un objetivo, el software no los va a alinear. En este caso, es la gente el problema por el cual la estructura organizacional no funciona, no la herramienta tecnológica en sí, que sirve para ayudar a las personas, no reemplazarlas o hacer mejor el trabajo.

9. Un software no va a resolver la toma de decisiones de tus gerentes. 

Al final del día es importante que ellos entiendan cómo funciona la empresa y su modelo de negocio, y que si bien pueden esperar que un gerente lo entienda, hay un estudio que indica que más del 70% de los  dueños o CEO declaran que sus gerentes no entienden correctamente cómo su empresa genera valor, y un software no lo va a resolver.

10. El software no va ayudar a tus estrategias. 

Es común cuando una empresa quiere lanzar una estrategia que suponga muchas veces que el software no va a pensar por la persona. Puede aportar información y claridad para obtener mejores herramientas para hacer un análisis, pero el análisis no deja de ser humano

Además una estrategia de calidad se puede desarrollar en una pizarra, una libreta o cualquier soporte físico no digital. El software contribuye a dar seguimiento y que el equipo esté mejor alineado detrás de la estrategia, pero no para ejecutar la estrategia en sí. Tampoco ayuda en el desarrollo de planos, ya que tiene que ver con un cambio de filosofía de la organización, entre otras cosas.

11. Un software no va a resolver los grises de responsabilidad. 

Tanto en personas como en equipos van a tener los mismos problemas, solo que digitalizados. Hay que trabajar una estructura, se tiene que seguir el mismo norte y no que sean como enemigos dentro de la misma empresa. 

12. Un software no va a mejorar tu condición frente a la competencia. 

Es innegable que un software te ayudará a organizar mejor las tareas y a optimizar tus procesos evitando las tareas manuales y repetitivas, pero no te hará más inteligente frente a la competencia, porque no es la herramienta lo que determina tu posicionamiento sino, entre otras cosas, tu estrategia comercial, y no hay software que pueda elaborar una estrategia comercial ni de marketing.

Esta habilidad sigue siendo humana, como humano es el razonamiento y la creatividad.

13. Un software no aumenta el compromiso de tus empleados.

La exagerada prensa que muchas veces incorporan las empresas para inflar sus beneficios no condice con la realidad, ya que el compromiso de los colaboradores no se logra automatizando todos los procesos, sino generando confianza desde el aspecto humano e inspirando la superación permanente de las dificultades. Si los trabajadores están motivados, estarán comprometidos y serán más productivos, independientemente del software que utilicen.

14. Un software no va a desaparecer los silos de información.

Aunque las promociones de software reconocidos por ser muy competitivos prometan aumentar las interacciones comunicativas, lo cierto es que esto también es una falacia, puesto que los silos de información no existen por falta de un software, sino por falta de conexión a nivel humano. Si las personas no se comunican entre áreas, es porque no se tienen la confianza suficiente para compartir la información que circula y utilizarla para mejorar el trabajo colaborativo. 

15. Un software en un mal momento no va a volver tu vida más simple. 

Finalmente, puedes contratar la herramienta digital más potente del mercado y aun así no ser productivo, no aumentar la cantidad de leads ni generar mayores ventas, y además, encontrarte desmotivado con tu trabajo. 

¿La razón? Las personas tenemos problemas emocionales que una máquina no puede solucionar. ¿Cómo un software ayuda a un trabajador que tiene un familiar muy querido enfermo? ¿O a alguien que tiene serios problemas con su pareja? Como verás, un software no estará ahí en los verdaderos momentos difíciles de las personas.

 

Las personas son el “porqué”.

El éxito o fracaso de una empresa dependerá de las habilidades de las personas que forman parte de una empresa para entender qué valoran nuestros clientes, qué dejaron de valorar y qué van a valorar mañana. Para esto es necesario moverse primero y moverse mejor que tus competidores. El software no lo hará por ti, sí te ayudará a que la transición sea más rápida. 

Existe una tendencia en las empresas de todos los tamaños y todas las industrias de América en creer que el software es la meca de las soluciones, que los problemas de área se van a resolver con el software de la mejor calidad posible, sin entender que las empresas siguen siendo esencialmente humanas

No hay que dejarse engañar por la publicidad y las promesas de tecnología de avanzada, porque al final todos somos humanos y queremos hablar con un humano, por lo que se terminará dependiendo de un humano.

Si perdemos de vista la calidad de nuestro equipo humano, de las relaciones, de nuestros procesos hacia el cliente y de nuestro liderazgo, se pierde de vista lo más importante que sostiene a las empresas. Por eso, el software es nada más que una herramienta.

Las empresas que desarrollan software invierten millones de dólares y millones de recursos en vender el software y mostrar el software como una solución milagrosa. ¿Cuántas veces viste la publicidad de un software que prometía lo imposible sobre la productividad que lograrías en tu equipo de trabajo? ¿Qué tan real es creer que por contratar un software una empresa va a ser más feliz? El software representa el 10% o 5% de todo el trabajo de una organización

Hoy en día en el mundo de la industria del software se crean espejismos, en donde se presenta al software como una solución, pero no lo es. Simplemente, lo que muestran en los comerciales no refleja la realidad porque no dejan de ser herramientas para que las personas agilicen los procesos, pero teniendo perfecto conocimiento de esos procesos y del recorrido que deben hacer para cumplir los objetivos.

<<<¿Qué son y para qué sirven las integraciones entre softwares?>>>

 

En definitiva, la razón global de que existan tantos problemas que un software nunca le resolvió a ninguna empresa es porque las personas son irremplazables, los procesos son irremplazables y la inteligencia es irremplazable, porque la tecnología debe seguir estando al servicio de las personas y no al revés.

 

 

Como desarrollar un area comercial moderna

Descárgalo y leélo después.

Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

×

¿Quieres compartirlo?

¿Nos dejas un comentario?

Caso Bimbo: ¿Cómo internacionalizar una marca?

Caso Bimbo: ¿Cómo internacionalizar una marca?

¿Quién no conoce o ha consumido el pan Bimbo alguna vez? Es rico, fácil de combinar con alternativas saladas y dulces, y además es económico. Sin duda, la multinacional mexicana ha sabido...


Artículo completo

Inteligencia artificial: El impacto en LATAM

Inteligencia artificial: El impacto en LATAM

La inteligencia artificial se está expandiendo a nivel mundial en los últimos años de manera progresiva, por lo que no es casualidad que en Latinoamérica también esté causando un impacto...


Artículo completo

Perspectiva del cliente vs. perspectiva del dueño

Perspectiva del cliente vs. perspectiva del dueño

La manera de vender ha cambiado en las últimas décadas, porque las empresas tuvieron que adaptarse a un progresivo aumento de la demanda, que obedecía a un mercado más flexible y más productivo ...


Artículo completo

Volver al Business Insights