search
close
    search
    close

      Cómo aplicar design thinking correctamente

      Imagen del artículo

      El design thinking es un proceso que utiliza los principios del diseño para resolver problemas complejos. Ayuda a las organizaciones a identificar oportunidades, desbloquear la innovación y mejorar el estado de los negocios. Diversos líderes de mercado como Apple, IBM y Nike han implementado este enfoque, lo que les ha permitido obtener ventajas competitivas importantes para desarrollar productos o servicios innovadores.

      <<<Customer journey map: Cuál es su impacto en la experiencia del cliente>>>

       

      Dentro de una organización, el design thinking es una herramienta que sirve para promover el cambio cultural, ya que permite que las empresas sean más flexibles, receptivas a los clientes y, por qué no, exitosas. Si bien el camino de adaptación no es sencillo ni rápido, al final del día ofrece más que una perspectiva de lo que podemos lograr en el futuro si pensamos en hacer las cosas diferentes y mejor.

      El objetivo de este artículo es mostrarte no solo la introducción al pensamiento de diseño sino enseñarte los puntos clave de cómo aplicar design thinking en tu empresa de forma correcta y enfocada a lograr resultados tangibles.

       

      Beneficios que aporta el design thinking a tu empresa

      Al presentar diferentes formas de resolución de problemas y métodos para descubrir lo que las personas realmente necesitan, el design thinking ayuda a cambiar sus culturas para volverse más centradas en el cliente y más colaborativas en el entorno organizacional

      Si bien cada empresa es diferente, las métricas útiles para evaluar el impacto del design thinking incluyen medidas culturales como la satisfacción de los colaboradores, el compromiso interno y la eficiencia, medidas financieras, como ventas y productividad, y medidas de calidad del producto, como la satisfacción del cliente.

      Según el Estudio del Índice de valor de Diseño del Design Management Institute, empresas como Apple, IBM y Nike superaron al S&P 500 en un 211% durante un periodo de 10 años.

      El design thinking permite una mejor toma de decisiones en torno a la creación de productos o servicios. Para esto, es fundamental comprender las necesidades de los clientes, saber escucharlos y centrar todos los esfuerzos en brindar soluciones que mejoren la experiencia del cliente. Si tenemos claro lo que necesita el cliente, ya parte de la batalla está ganada, ya que a partir de allí será más fácil desarrollar estrategias comerciales para impulsar el cierre de ventas.

      <<<¿Sigue siendo el regreso a la oficina un desafío para las empresas?>>> 

       

      Cómo aplicar el design thinking de forma efectiva

      Hasta ahora, hemos conceptualizado el enfoque de design thinking y la importancia que tiene para escalar tu negocio. El paso siguiente es aplicar la metodología y que funcione como lo esperamos. El marco del design thinking se puede dividir en 3 fases diferentes: inmersión, ideación e implementación. Pero a la vez, estas 3 fases se subdividen en 5 pasos procesables y no lineales que lo componen.

      1. Empatizar.

      Durante la fase de empatía, se interactúa y observa al público objetivo. El objetivo de este paso es diseñar una imagen clara de quiénes son tus usuarios finales, qué desafíos enfrentan, qué necesidades y qué expectativas deben satisfacerse. Para desarrollar la empatía del usuario, realiza encuestas, entrevistas y sesiones de observación participante. 

      2. Definir.

      En función de lo aprendido y desarrollado durante la etapa de empatía, el paso siguiente es definir una declaración clara del problema. Esta declaración establece el desafío específico que vas a abordar. Guiarás todo el proceso de diseño de aquí en adelante, brindándote un objetivo fijo en el que concentrar tus esfuerzos. De esta forma, te ayudará a tener en cuenta al usuario en todo momento. 

      Al enmarcar la declaración de tu problema, te centrarás en las necesidades de tus clientes y no en las de tu negocio. Una buena declaración del problema está enfocada en la persona, debe ser suficientemente amplia para dar margen a la creatividad, pero lo suficientemente específica como para brindar orientación y dirección.

      3. Idear.

      Con una declaración precisa del problema en mente, intentarás generar tantas ideas y soluciones como sea posible. La fase de ideación es la que te hace pensar fuera de la caja y explorar nuevas perspectivas. Al centrarte en la cantidad de ideas en lugar de la calidad, es más probable que liberes tu mente y generes innovación.

      Durante las sesiones dedicadas a la ideación, utiliza una variedad de técnicas, como la lluvia de cuerpos, el pensamiento invertido y esa idea que nadie consideraría. 

      4. Prototipo.

      Después de haber seleccionado entre tus ideas las que más se ajustan a tu objetivo y el de tus clientes, comienza a trabajar en prototipos. Estas ideas se convertirán en prototipos o versiones reducidas del producto que deseas probar. La etapa de creación del prototipo te brinda una idea tangible que puedes probar en usuarios reales. Esto es central para mantener un enfoque basado en el usuario.

      Dependiendo de lo que estés probando, los prototipos pueden adquirir diversas formas, desde modelos básicos en papel hasta prototipos digitales interactivos. Al crear estos prototipos, ten presente tu objetivo y lo que quieres que tu prototipo represente, a fin de poder probarlo después.

      5. Prueba.

      El quinto paso en el proceso de design thinking es probar tus prototipos en usuarios reales o representativos. La fase de prueba te permite ver dónde funciona bien tu prototipo y dónde necesitas mejorar. Según los comentarios de los usuarios, puedes realizar cambios y mejorar antes de gastar tiempo y presupuesto en desarrollar e implementar una solución.

      Ejecuta sesiones de prueba de los usuarios en los que observes a tu público objetivo, mientras interactúan con tu prototipo. También puedes recopilar los comentarios en persona de tus usuarios y efectuar cambios, mejoras o cambiarlo todo.

      <<<Rueda de Deming: ¿Qué es y cómo contribuye a tu empresa?>>>

       

      En pocas palabras, si bien no hay fórmulas mágicas sobre cómo aplicar design thinking de manera eficaz, ya que cada empresa es un mundo, este modelo estandarizado de pasos te permitirá abordar el cambio en tu empresa de una forma original, creativa y efectiva para explorar todas las posibilidades que ofrece pensar fuera de la caja y darle forma concreta.

      ¿Qué te ha parecido éste artículo?
      Nuevo llamado a la acción

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      Beneficios de utilizar un hosting con WordPress

      Beneficios de utilizar un hosting con WordPress

      La mayoría de las empresas en la actualidad crearon o están interesadas en crear un sitio web para desarrollar las diversas estrategias de marketing que logren captar la atención de más personas ...


      Artículo completo

      Production as a services: Revolución en el servicio

      Production as a services: Revolución en el servicio

      Hace relativamente poco tiempo que un nuevo concepto de negocios está circulando con fuerza en el mundo de las empresas. Se trata de production as a services, un enfoque de trabajo en el que las...


      Artículo completo

      Caso Selina: Expansión en LATAM

      Caso Selina: Expansión en LATAM

      Últimamente, ha cobrado bastante notoriedad una cadena de hostelería que ofrece a sus huéspedes lugares pintorescos y turísticos para hospedarse, viajar y trabajar en el extranjero por tiempo...


      Artículo completo

      Volver al Business Insights