search
close
    search
    close

      Caso Bimbo: ¿Cómo internacionalizar una marca?

      Imagen del artículo

      ¿Quién no conoce o ha consumido el pan Bimbo alguna vez? Es rico, fácil de combinar con alternativas saladas y dulces, y además es económico. Sin duda, la multinacional mexicana ha sabido encontrar la oportunidad de introducirse en el mercado con una opción que se adapta a la mayoría de los paladares y pudo convertirse en el producto preferido para salir de apuro y frenar el hambre.

      <<<Caso Lays: Hacia la conquista del mercado asiático>>>

       

      El Grupo Bimbo tiene presencia en 33 países de América, Europa, Asia y África, y sus ventas anuales alcanzan los 15 mil millones de dólares. Por si esto fuera poco, también cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores, opera más de 100 marcas y más de 13 mil productos y tiene una importante distribución a lo largo del mundo. 

      En esta sección caso de estudio, descubre el caso Bimbo, su historia, comienzos y evolución como empresa multinacional latinoamericana que supo trascender las fronteras de su país y alcanzar una alta cuota de mercado en todos los países a donde pudo penetrar su marca, superando a sus principales competidores internacionales.

       

      Historia de Bimbo: los comienzos

      El Grupo Bimbo nace el 2 de diciembre de 1945 y no era más que una pequeña empresa de no más de 34 empleados. Comenzaron vendiendo distintas clases de panes empaquetados en celofán. El nombre de Bimbo surgió de la combinación de Bambi, la famosa película de Disney, y del popular juego Bingo.

      En sus inicios, la marca comenzó a ganar posicionamiento debido a que los consumidores confiaron en la calidad de sus productos, que demostraron ser del gusto de los mexicanos. Para 1948 ya habían incluido una gran variedad de panes, entre los que se destacaban el pan blanco, pan tostado, pan negro, pan de dulce, entre otros. 

      El acelerado crecimiento le permitió a la compañía abrir en 1949 la primera agencia foránea en el estado mexicano de Puebla. Durante la década del 50, continuó llevando los productos a más personas a través de un vehículo con altavoces con fines propagandísticos.

      Diez años después, el Grupo Bimbo ya contaba con más de 700 colaboradores, más de 140 vehículos y ya habían inaugurado nuevas sucursales en otras ciudades mexicanas. Durante los años 60 y 70, la empresa se expande a nuevas ciudades e incursiona con nuevas gamas de productos para comercializar.

      En 1971 se convierte en la planta panificadora más grande de Latinoamérica, y para finales de esta década, Grupo Bimbo abarca tres empresas, doce plantas y quince mil colaboradores.

      Tiempo después, en la década de los 80, inicia operaciones en la Bolsa Mexicana de Valores, en la que cotiza el 15% de sus acciones. En 1986 se genera una nueva estructura organizacional, desde donde se crea un único grupo industrial. Más adelante, en los años 90 la empresa comienza a exportar productos a Estados Unidos y se funda Bimbo Centroamérica en Guatemala

      También en los 90 Bimbo incursiona en los mercados de Argentina y Chile, y más tarde se expandirá a Brasil, lanzando nuevos productos distintos de las variedades de pan. En este punto, si bien la expansión tuvo lugar desde las principales ciudades mexicanas, en pocos años logró avanzar a otros países latinoamericanos, en donde la marca fue muy bien recibida y sus productos comercializados con éxito.  

      <<<Caso Apple: Mantenerse en la cima>>>

       

      Internacionalización de la marca

      El nuevo milenio significó la apertura hacia nuevas formas de comercialización, gracias al añadido de otras marcas como Plus Vita, Nutrella y Pullman en Brasil. Esta época de grandes cambios a nivel expansión coincidió también con una gran incursión en el mercado asiático, mediante la adquisición de la panificadora Panrico en Beijing, China.

      Asimismo, se introdujo en el mercado estadounidense a través del negocio de la panificación de George Weston Limited, empresa propietaria de las marcas Oroweat, Boboli, Arnold, Stroehmann y Freihofer 's. 

      Desde 2011 hasta el presente, Grupo Bimbo se convirtió en la empresa panificadora más importante a nivel mundial al adquirir Sara Lee North American Fresh Bakery, en Estados Unidos, Fargo en Argentina​ y Bimbo Iberia en España y Portugal en 2011.​ 

      Un año más tarde, la compañía concretó su conversión más importante a energías renovables con la inauguración del Parque Eólico Piedra Larga, que suministra al Grupo de energía eléctrica limpia a varias de sus instalaciones en México y a su flotilla de autos eléctricos, la más grande de México y una de las más amplias de América Latína. 

      En 2017 logró dar sus primeros pasos en África, con la adquisición de Grupo Adghal en Marruecos. Al mismo tiempo, la compañía continúa creciendo en Asia con la compra del 65% de las acciones de Ready India Private Limited (Ready Roti)​ y también adquiere East Balt, una de las compañías más relevantes en servicios de comida con presencia en China, Italia, Francia, Rusia, Suiza, Marruecos, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Ucrania y Estados Unidos.

      La cadena de logros no se detuvo ahí puesto que ese mismo año Grupo Bimbo fue reconocido como una de las 500 empresas más importantes de México y recibió el Premio a la Sustentabilidad de la revista Baking & Snack.

      En los últimos dos años, pese a la pandemia, la actividad de Bimbo no cesó de crecer, puesto que en febrero de 2020 logra expandir sus operaciones llegando a Kazajistán. A través de Bimbo QSR, se firmó el convenio de asociación estratégica con Food Town, el proveedor exclusivo de panes y franquiciatario de McDonald’s en ese país. 

      Con este convenio, Grupo Bimbo se expandió a 33 países, convirtiéndose en una de las marcas surgidas de Occidente más importantes del mundo, que obtuvo un enorme reconocimiento a lo largo de casi 80 años y aún tiene mucho más para ofrecer, mientras se mantenga en la senda de la innovación y el enfoque en los gustos de los consumidores.   

      <<<Caso Coca Cola vs Pepsi: Rivalidad histórica>>>

       

      En palabras finales, el caso Bimbo es otro de los claros ejemplos de empresas que se mantuvieron firmes y exitosas pese al paso del tiempo y las crisis económicas que azotaron a su país de origen. Sin embargo, eso no la detuvo y siguió prosperando y expandiendo sus productos a otros mercados internacionales. Gracias a esa feliz iniciativa, muchas familias guardan al menos un paquete de pan Bimbo en la alacena.

       

       

      Casos de estudio

      Descárgalo y leélo después.

      Te llegará por correo electrónico en unos instantes.

      ×

      ¿Quieres compartirlo?

      ¿Nos dejas un comentario?

      Flying taxis: revolución del transporte de pasajeros

      Flying taxis: revolución del transporte de pasajeros

      Seguramente ya conozcas los autos que se conducen solos, que se cargan con energía eléctrica y que además son los más seguros del mundo. Estos vehículos terrestres se usan hace ya años en varios...


      Artículo completo

      Account Based Marketing: ¿Cuál es el rol de la segmentación?

      Account Based Marketing: ¿Cuál es el rol de la segmentación?

      Las estrategias de marketing son varias y dependiendo del contexto que estén atravesando los consumidores y las industrias, se optará por aplicar una u otra. El Account Based Marketing, ABM, es...


      Artículo completo

      Trabajo colaborativo: el rol de los procesos

      Trabajo colaborativo: el rol de los procesos

      Los procesos son una parte fundamental en todas las organizaciones y la manera en la que se llevan a cabo, es un punto clave para lograr cumplir los objetivos organizacionales. Generalmente...


      Artículo completo

      Volver al Business Insights