La guía definitiva para crear una experiencia de producto completa

Imagen del artículo

Construir un producto desde cero es algo difícil de hacer pero es mucho más difícil cuando intentas que tus clientes lo amen. La experiencia del producto tiene que ver con los usuarios, quienes deberían ser el único foco.

Un producto no es solo un servicio o una tecnología que utilizan tus clientes, sino que también es toda la experiencia. Los gerentes de producto piensan que la tecnología y el producto final lo son todo, pero se olvidan del hecho de que todo se trata de los usuarios. Si tu producto es perfecto como es pero hace que los usuarios pasen por un proceso descuidado, entonces tienes un producto fallido. Es por eso que necesitas crear y optimizar cada aspecto de la experiencia de tu cliente . Porque ellos juzgarán tu producto en función de cada interacción que tengan con él.

En esta guía encontrarás:

¿Por qué es importante la experiencia del producto?

Si le brindas a tus clientes una experiencia de producto terrible, entonces nunca más volverán a ser tus clientes, ahuyentarán a los nuevos usuarios y les harán odiar tu producto. Pero si les proporcionas una gran experiencia de producto, entonces aumentarás la vida de tu cliente, crearás credibilidad, mejorarás los puntajes de todas las métricas de experiencia del cliente como CES , CSAT, NPS , etc.

Muchos productos carecen de ese impacto porque nunca se le ha dado mucha importancia a brindar a los usuarios una gran experiencia al usar el producto. Tener un excelente proceso de incorporación de clientes es el comienzo para tener una experiencia de producto fantástica. Un cliente debe poder utilizar toda la gama de funcionalidades sin sentirse agotado y confundido en cualquier momento.

¿Quién forma parte de la experiencia del producto?

Los gerentes de producto son los únicos responsables de mejorar la experiencia del producto. La UI / UX y los empleados de diseño forman parte de ella. Ellos son los que necesitan crear una interfaz que esté optimizada desde la perspectiva de un cliente. De hecho, cualquier persona que forme parte de la fase de construcción del producto es responsable de brindar una experiencia de producto fluida.

Si tu empresa trabaja en silos, destruye esa configuración y trabajen juntos como un equipo. Debes lograr que haya intercambio de información entre los diferentes departamentos  para que todos estén al tanto de lo que sucede. Hay departamentos como ventas y atención al cliente que no forman parte del equipo del producto pero que tienen más probabilidades de interactuar con los clientes a un nivel más personal. Entonces, ¿Por qué no incluirlos también en la experiencia del producto? Ellos tendrían mucho que ofrecer ya que con el tiempo habrían hablado con miles de clientes.

Los equipos de marketing también son recursos que pueden brindar excelentes perspectivas porque conocen el tipo de contenido y mensajes que funcionan y cómo un usuario acogerá o aprovechará una nueva característica.

Aquí hay otra cosa que muchas empresas pierden: los clientes… Pregúntales a tus clientes también. Tráelos para discusiones de grupos focales, entrevístalos, llámalos por teléfono, envíales una encuesta, y así sucesivamente para recoger información. Sus conocimientos tendrán mucho peso, ya que ellos son los que utilizarán el producto.

Elementos para crear una excelente experiencia de producto:

  1. Comentarios

Lo primero que viene a la mente de una empresa es obtener una opinión de los clientes al lanzar un producto. Puedes usar varios canales para recopilar comentarios de los clientes. Si tienes una lista de correo electrónico, lo más fácil es usar una herramienta de encuestas en línea. Puede ser en forma de encuestas, entrevistas, correos electrónicos, etc. No solo debes recibir comentarios de los posibles clientes, sino también de aquellos que no forman parte de su personalidad de comprador. Nunca sabrás el tipo de perspectiva única que puedes obtener de alguien.

Recopilar comentarios debería ser un asunto habitual. Debes tener un plan cuando se trata de utilizar los comentarios que recibiste de tus clientes. Cierra el ciclo de retroalimentación comprobando con ellos por qué dieron esa calificación en particular. Cuando hagas este ejercicio, no solo terminarás mejorando la experiencia del producto, sino que también crearás una mejor relación con el cliente.

  1. Visión del producto

Antes de comenzar a construir un producto, debes comprender cuál es su relevancia en el mundo. Así es como se crea una visión del producto cuando se puede ver objetivamente como una tercera persona, necesitas tener tu objetivo claro.

Un proyecto de diseño necesita una visión que describa claramente la dirección y las pautas para que no se salga de orden. También te ayudará a comprender la esencia del producto para que puedas tener una hoja de ruta clara sobre lo que es necesario. Esto te asiste para definir qué es necesario para el proyecto y qué no. Cuando tengas una visión clara, podrás delinear los elementos exactos que conformarán la experiencia de producto perfecta para tus clientes.

  1. Valor del producto

Comprender los beneficios que tu producto aporta al juego será extremadamente útil cuando se debata sobre la forma de dirigir el producto. Estos son los aspectos clave de este que debes pensar desde todos los ángulos: ¿Cuál es el producto? ¿Para quién? ¿Qué beneficios obtienen los clientes de esto? ¿Cuándo será útil? ¿Dónde será usado?

Para agudizar la visión de tu producto, te recomendamos que lo mires desde un punto de vista de 360 ​​grados. Incluso antes de comenzar a trabajar en el producto, ¿te imaginas dar una entrevista para una publicación importante sobre los beneficios asociados con tu producto? Puedes usar esta entrevista también como referencia cuando comiences a trabajar en el producto.

  1. Investigación

Una vez que tengas una visión clara de lo que quieres construir, lo siguiente es trabajar en la investigación del producto. El tiempo que pasas investigando siempre será útil en algún momento u otro. Cuando haces el trabajo pesado con respecto a la investigación, tu producto saldrá extremadamente refinado. Con una investigación adecuada, podrás ahorrar mucho tiempo y recursos en lugar de trabajar en algo que nunca se materializó.

Cuando se trata de una investigación adecuada, resulta fácil convencer a los demás interesados ​​sobre la eficacia del producto. Con cada minuto extra dedicado a la investigación, fortalecerás la base de este. Cuando investigas tu producto, debes invertir mucho tiempo en crear una excelente experiencia de usuario, ya que te permitirá descubrir qué es exactamente lo que quiere, por qué quiere una característica en particular y cómo puedes mejorar la solución existente.

  1. Analizando a los usuarios

Una vez que se realiza la investigación, el siguiente paso es utilizar lo que se ha recopilado. Allí podrás encontrar lo que los usuarios desean, por qué piensan de una manera particular, los beneficios que quieren, las características que buscan en un producto, etc. Las personas ayudan a los equipos de productos a comprender las diversas formas en que se moldean sus expectativas. Dedica tiempo a comprender el "por qué" para el cliente, qué lo motiva, etc.

  1. Proceso de generación de ideas

En esta etapa, los diferentes miembros del equipo se sientan y discuten las diversas ideas que se han presentado. En esta etapa, no solo se deben trabajar en cosas que abordan los objetivos del producto, sino que también se debe descubrir si las ideas generadas están alineadas con el diseño.

Aquí te dejamos un consejo poderoso que puede serte útil en esta etapa: “Crea un mapa de viaje del cliente . Básicamente es una representación visual de las diferentes cosas que hace un cliente antes de lograr el objetivo. Debe ser comprensible para todos los involucrados para que así puedan inspirarse u ofrecer sugerencias que mejoren el escenario actual.

Un viaje de usuario tendrá un solo usuario, un solo objetivo y un solo escenario. Por lo tanto, debes crear múltiples recorridos de usuario o un recorrido de usuario complejo para poder tener en cuenta diferentes escenarios.

  1. Arquitectura de la información

Es la estructura de un sitio web o una aplicación. Ayuda a los espectadores a comprender dónde están y cómo pueden manipular para ir a su destino deseado en función de su posición actual. Sin la arquitectura de la información, sería imposible saber cómo clasificar o navegar en el sitio web. Puedes dibujarlo o trazarlo con un software.

Asegúrate de que los wireframes que construyas sean de naturaleza simple y anótalos para que cualquiera que lo vea por primera vez pueda entender sin mucha explicación. Recuerda que los wireframes no son útiles para las pruebas de productos, pero ayudan durante el proceso de diseño.

  1. Diseño Sprint

Una vez que tengas un montón de ideas para presentar, el siguiente paso es validarlas. Si los conservas por mucho tiempo, terminará siendo una pérdida de tiempo y energía. Pero… ¿Cómo se validan las ideas de diseño lo antes posible?

Si deseas distinguir una buena idea de una mala, debes utilizar una técnica llamada sprint de diseño. Es un marco para validar ideas y romper desafíos. Los sprints de diseño te ayudan a crear rápidamente el estado futuro de un producto y a validarlo con un grupo de partes interesadas: usuarios, desarrolladores y diseñadores. Con esto, tendrás un equipo que está trabajando rápidamente para diseñar un producto.

  1. Prototipos

Un prototipo o MVP (producto mínimo viable) es el prototipo básico de tu idea que se puede mostrar a las partes interesadas antes de crear la solución completa que estará disponible para el público. Solo debes crear algunas partes del producto que sean más esenciales. Pasará por muchas iteraciones y el equipo de desarrollo se hará cargo del producto final. 

Hay un proceso llamado Rapid Prototyping que es un proceso de creación de prototipos eficiente y tiene tres etapas: 1. Creación de prototipos, 2. Revisión y 3. Refinación.

En la primera etapa, se crea el prototipo inicial. Luego se envían a revisión para varias partes interesadas y los comentarios se recopilan de inmediato. En base a estos comentarios, se trabaja en el prototipo existente para mejorarlo.

  1. Listo para la producción.

Una vez que finaliza la etapa de creación de prototipos, el diseño se entrega a los desarrolladores para su codificación. Durante esta etapa, el diseñador debe comunicar claramente cómo se ve y funciona cada parte del diseño. De hecho, esta es una parte importante del proceso en el que debes invertir una cantidad considerable de tiempo para que puedas evitar cualquier discrepancia en las expectativas.

Proporciona a los desarrolladores un documento de especificación de diseño que describa todo sobre el producto, detalles de diseño de la interfaz de usuario, flujo de trabajo, comportamientos, etc. Los desarrolladores usarán este documento para llevar el diseño a la producción final.

  1. Prueba y validación del producto.

En esta etapa, se trata de garantizar que el producto funcione en línea con las expectativas del negocio. Hay muchas posibilidades de que el producto no salga de la manera que lo pretendió. Eso está bien y siempre sucede porque el intercambio de información no es perfecto en todos los niveles. También puedes usar esto como una fase de aprendizaje. Si hay algún defecto con el producto final, debes volver y trabajar para mejorarlo.

La prueba del producto debe realizarse con el equipo del producto, usuarios reales, partes interesadas, empleados de diferentes departamentos, etc.

  1. Analytics

Una vez que los clientes de todo el mundo utilizan el producto, debe saber qué están haciendo con él. El uso de una herramienta de análisis te ayuda a comprender cómo las personas usan el producto. Las métricas como clics, tiempo invertido, tasa de rebote, tiempo de navegación, búsquedas, etc., te ayudarán a comprender más al usuario y también a descubrir nueva información. Usa este análisis para rastrear también la satisfacción del cliente. Por ejemplo, si ves a un cliente visitando la aplicación todos los días, pero resulta que la cierra en una página en particular, entonces puede haber un problema que está experimentando.

Conclusión

Cuando se trata de la experiencia del producto, hay muchas cosas que forman parte de él. Se basa en lo que desean tus clientes, la cantidad de tiempo que tienes (los plazos pueden ser un problema), el presupuesto del cliente y tus capacidades. La experiencia del producto debe personalizarse para aquellos que eventualmente lo usarán. Si hay una restricción de tiempo, entonces debes trabajar en el mejor resultado posible con la creencia de que puedes trabajar en las restricciones de diseño a medida que pasa el tiempo.

El proceso de diseño para el mundo en línea es completamente diferente del diseño de impresión. Existen muchas diferencias no solo en términos de implementación sino también en términos de los procesos seguidos. ¡Nunca se puede hacer todo bien desde el primer momento! Necesitas tener una actitud de mejora continua. Por ello, asegúrate de mantener tus oídos bien atentos mediante la recopilación de comentarios de tus clientes, para ello puedes utilizar herramientas de encuestas en línea. Utiliza los resultados de esta encuesta para mejorar el producto y que sea extremadamente valioso para los usuarios.

 

Lo más importante que debes recordar es que el producto no está diseñado para satisfacer el ego de un diseñador. Es únicamente para los usuarios finales. Si deseas crear excelentes productos, debes asegurarse de proporcionar la mejor experiencia para tus usuarios.

Humaniza la experiencia de tus clientes

¿Quieres compartirlo?

¿Nos dejas un comentario?

¿Cómo lograr una conversación óptima entre cliente y soporte?

¿Cómo lograr una conversación óptima entre cliente y soporte?

Tu flujo de trabajo de emisión de tickets actual puede estar diseñado para que las operaciones se muevan lo más rápido posible, pero ¿tus clientes obtienen la experiencia perfecta que se merecen,...


Artículo completo

5 formas de llevar la estrategia de experiencia del cliente más allá

5 formas de llevar la estrategia de experiencia del cliente más allá

Hubo un momento en que una gran experiencia del cliente se asociaba con la interacción humana básica. Por ejemplo, una sonrisa de un camarero o un dependiente marcó la diferencia. Hoy en día,...


Artículo completo

Seguimiento y control de presupuesto

Seguimiento y control de presupuesto

Una de las herramientas más efectivas para la gestión de las finanzas de la actividad empresarial es controlar el presupuesto anual. La elaboración del presupuesto y el control de su cumplimiento...


Artículo completo

Volver al Business Insights