El costo de no saber tus costos

Imagen del artículo

Sin importar cuál sea la naturaleza de tu empresa, es clave entender que todas ellas se han creado para obtener beneficios. Por esto, es importante que como empresario te enfrentes a la siguiente pregunta: ¿Realmente estoy ganando o perdiendo dinero? ¿Este, es solo un buen momento que puede volverse en mi contra, por ejemplo, por la falta de liquidez?

Para poder dar respuesta a estos interrogantes, es importantísimo tener actualizada nuestra contabilidad no solo por la posibilidad de una auditoría, sino también con el objetivo de poder analizar nuestros números (debe incluirse todo: facturación, gastos fijos y variables, etc. ). Realizando esto se facilitará también la toma de decisiones en tu empresa.

Pero esto resulta complejo cuando los sistemas de información de la empresa no están delineados. ¿A qué me refiero? Cuando los procesos no tienen cierto grado de formalidad, cuando la estructura no prevé la medición y contabilización de tiempos dedicados a las tareas y los proyectos, difícilmente se contará con la información necesaria para calcular beneficios o pérdidas.

Y es que lo que no se mide, no se controla. Y lo que no se controla, no se puede mejorar.

Es por ello que es importante diseñar procesos y sistemas, teniendo esto siempre presente. Las horas que tu equipo de trabajo dedica a proyectos deberían ser parte de los costos del mismo. Los materiales y viáticos también.

Tal vez estés cobrando de menos a tus clientes. O lo que es peor, de más. Esta es una forma fácil de que tus clientes dejen de serlo y migren hacia la competencia.

Lo realmente malo de esta situación es no saberlo. Es imposible mejorar u optimizar la operatoria de tu empresa si no sabes dónde estás fallando. Y la pregunta que te debes estar haciendo en este momento es ¿qué hago? ¿Por dónde empiezo?

Pues un buen lugar para empezar es analizar tus procesos. ¿Cómo funcionan? ¿Dónde comienzan y terminan? ¿Qué información estoy registrando y cuál no? ¿Estoy midiendo horas y recursos utilizados? ¿Conozco cuántos deberían ser en promedio?

Una vez que sepa esto, puedo comenzar a redefinir procesos e implementar mediciones que me permitan conocer mis costos de manera más certera. Un buen recurso para lograrlo es apoyarse en herramientas digitales de gestión de procesos y proyectos. Estas te permitirán plasmar estos procesos rediseñados, y  bien utilizadas, llevar un registro en tiempo real sobre horas dedicadas a cada proyecto, gastos, insumos, ingresos, etc. Incluso, si conoces cuántos recursos debería consumir un proceso o proyecto en promedio ¡puedes saber si te estás desviando!

Ya sea que vendas un producto o servicio, siempre recuerda: La clave no es solo saber si estás ganando o perdiendo dinero, sino y mucho más importante, el “porqué”. Por lo tanto, si descuidas tu contabilidad, descuidas tu negocio.

Puede interesarte: Cómo competir cuando la rentabilidad de tu empresa es baja.

 

Habla con un especialista Agenda una cita dando clic aquí.

¿Quieres compartirlo?

¿Nos dejas un comentario?

La manera óptima de asegurar el éxito comercial con social selling

La manera óptima de asegurar el éxito comercial con social selling

Se le llama social selling al procedimiento en el cual se desarrollan relaciones como parte del proceso de ventas. En la actualidad, se lleva a cabo a través de las redes sociales como LinkedIn,...


Artículo completo

Cómo desarrollar equipos comerciales multifuncionales y rápidos

Cómo desarrollar equipos comerciales multifuncionales y rápidos

Toda empresa busca aumentar el rendimiento de su área de ventas, garantizando su formación continua, su conocimiento del cliente, el valor que aportan las soluciones que comercializa y se asegura...


Artículo completo

Estrategias para fomentar la confianza y la colaboración en equipo

Estrategias para fomentar la confianza y la colaboración en equipo

Las empresas más exitosas no son las que venden mucho, sino aquellas que poseen equipos de colaboradores eficientes y productivos que aúnan sus talentos y habilidades en pos de un objetivo común,...


Artículo completo

Volver al Business Insights